- 2/10/2017

¿Qué es un bache profesional? Es lo primero que debemos preguntarnos antes de comenzar a averiguar cómo se pueden superar este tipo de situaciones. Pues bien, un bache profesional es una situación, más o menos sostenida en el tiempo, en la que no somos capaces de cumplir nuestros objetivos. Las causas pueden ser varias, y es posible que sean externas o internas; debidas a un error nuestro en el trabajo o causadas por algunos factores del entorno que nos rodea. ¿Pero cómo se puede superar un bache profesional? Tenemos algunas ideas al respecto.

Cómo acabar con un bache en el trabajo

g-stockstudio || Shutterstock

¿Cómo superar un bache en el trabajo?

Lo que supone un bache en el trabajo es una espera, cierto periodo de tiempo durante el cual tendremos que asumir nuestra insatisfacción, siempre utilizando la perspectiva y entendiendo que todas las situaciones acaban por terminarse, también las negativas.

Además, si se quiere salir de esa negativa situación cuando antes y de la forma más inocua posible, lo mejor es que se sigan algunas estrategias y consejos, que son las que se recomiendan para salir airoso de este trance. Toma nota:

1. Deshazte del miedo

Miedo a no poder superar este bloqueo mental en tu trabajo, a no ser capaz de mejorar, a fracasar... Son muchos los miedos que pueden aflorar en un momento de bache profesional, pero lo primero que se debe hacer es deshacerse de ellos, por dos motivos: primero, porque no sirven, no te aportan nada y en la mayoría de casos esos miedos son irracionales y absurdos; y, segundo, porque además esos miedos pueden acabar minando tu moral y entorpeciendo tu salida y crecimiento.

2. Recuerda que todo es cuestión de actitud




'Si piensas en cosas positivas, te pasarán cosas positivas'. Quizá no sea tan sencillo como reza este proverbio, pero sí es cierto que una positiva actitud suele llevar más lejos a las personas que una negativa. Por lo tanto, haz un esfuerzo por sobreponerte y, a pesar de todo, por mantener una actitud optimista.

3. Elabora un plan de salida

Sin embargo, de nada sirve el optimismo sin un buen plan. Una lista de pasos a seguir o un check list de cosas que hacer que deberás confeccionar teniendo en cuenta cuál es tu problema, qué te ha llevado hasta allí y a dónde quieres llegar ahora. Esa hoja de ruta te servirá para guiarte en el camino hacia la salida y también te animará a continuar, cuando veas que vas cumpliendo pasos y que es posible salir adelante.

4. Valora la transición

Te encuentras en un momento de transición, un periodo de tiempo entre un punto inicial y el objetivo que quieres conseguir. Igual que en un viaje, es momento de disfrutar en la medida de lo posible del trayecto, en lugar de centrar toda tu atención únicamente en la meta.

5. Realiza un autoexamen

Mientras te encuentras en este camino, es un buen momento para evaluarte a ti mismo. Desde la calma, conócete y trata de averiguar cuáles son tus fortalezas y debilidades como persona, y ve adaptando tu plan a tu estado de ánimo, o a la inversa.

6. Busca la inspiración y la motivación que necesitas

Durante este proceso la motivación es indispensable, pero también lo será la inspiración. Mantente inspirado para que tu ánimo no decaiga y también para continuar creciendo como profesional.

7. Recibe asesoramiento o busca ayuda

Buscar ayuda no es un síntoma de debilidad. Ya sea ayuda personal o asesoramiento profesional de algún coach laboral, puede resultarte muy útil para obtener la fortaleza y el impulso que te faltan para alcanzar tus objetivos.

8. No le tengas miedo al cambio

Es probable que la salida del bache se encuentre en un cambio profesional. Quizá te dé un poco de vértigo, pero en ocasiones es lo único que puedes hacer para combatir el Síndrome del Estancamiento Laboral que de otras formas no se ha podido solucionar.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No