- 24/03/2020

El movimiento Smart Working busca dibujar un nuevo escenario de trabajo en el que empleados y empresas utilicen las nuevas tecnologías para crear ambientes de trabajo más agradables, sostenibles y productivos. En esta filosofía, conceptos como la flexibilidad horaria, el teletrabajo y la conciliación de la vida familiar y laboral, cobran especial relevancia.

Pero no se trata únicamente de permitir a los empleados que trabajen desde su casa, esta tendencia sigue avanzando e innovando cada día para aportar múltiples ventajas que permitan un aumento de la creatividad y la satisfacción de los equipos de trabajos.

¿En qué consiste el Smart Working?

Vamos a darte cinco claves para explicarte qué es el Smart Working y cuáles son los beneficios de implementarlo en un proyecto para dinamizar los procesos y conseguir mejores resultados.

📈 Reinventarse o morir

En este escenario digital y tecnológico en el que nos movemos, las empresas se enfrentan a nuevos retos que antes ni siquiera existían y ven como deben actualizar sus protocolos y procedimientos para adaptarse a las nuevas necesidades.

El Smart Working puede ofrecer muchos beneficios a la empresa, pero antes de implementarlo, es necesario que exista una voluntad firme de reinventarse e invertir en aquellas tecnologías y herramientas que resulten necesarias para llevar a cabo el proceso.

🗣 La comunicación es fundamental

Fomentar las interacciones dentro de la empresa y ofrecer una comunicación veraz, fluida, clara y concisa, es un elemento imprescindible para formar empleados smart. Es importante que las empresas establezcan espacios de trabajo donde todos se sientan seguros, valorados y con la libertad suficiente para compartir sus ideas.


👩‍💻 Cambiar las metodologías de trabajo

En este nuevo escenario surgen oportunidades para flexibilizar tanto los horarios como los lugares de trabajo.

Trabajar fuera de la oficina, compatibilizar el trabajo en remoto con el presencial o implementar al 100% el teletrabajo son medidas que permiten a los empleados compaginar sus rutinas de trabajo con la conciliación familiar. De esta forma, se sienten más motivados y comprendidos por las empresas y su productividad aumenta.

🤜🤛 Filosofía de equipo

Cuando se trabaja la comunicación interna y se mejoran las relaciones, las empresas experimentan un aumento del bienestar de sus empleados que se traduce en una mejora de la consecución de objetivos.

Es importante escuchar a cada miembro del equipo y darle su espacio y rol dentro del mismo, una vez que cada integrante tiene claras sus funciones, puede trabajar en conjunto con sus compañeros para alcanzar los distintos retos empresariales. La figura del líder será determinante para guiar a los equipos y transmitirles objetivos comunes.

📲 Inversión en tecnología

Existen distintas herramientas que permiten el trabajo colaborativo y la interconexión de todos los miembros del equipo. Si una empresa es capaz de invertir tanto tiempo como dinero en la adquisición y formación para usarlas, verá como sus procesos mejoran y sus empleados pueden trabajar unidos independientemente del lugar donde se encuentren. Gracias a estas herramientas se permite una comunicación más fluida y se facilita el trabajo del equipo.

Silatip || Shutterstock

Como ves, el Smart Working consiste en apostar por el futuro, tanto de las empresas como de los empleados. Cada vez más empresas apuestan por desarrollar estas acciones. Un camino de crecimiento que les permite avanzar unidos para conseguir entornos de trabajo mucho más conscientes y comprometidos.

La confianza de la empresa en sus trabajadores será fundamental para que todos estos procesos lleguen a buen término. Es fundamental que sean capaces de escuchar las necesidades de cada miembro del equipo y tratar de adoptar las metodologías de trabajo para que todos se sientan representados y comprometidos con los valores y objetivos de la empresa.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No