- 23/06/2021

¿Has conseguido un ascenso laboral y supone todo un reto personal para ti? ¿Quieres aprovechar esta oportunidad pero no sabes bien qué hacer el primer día como jefe? Te adelantamos que trabajar la comunicación, la confianza y el feedback son claves para sobrevivir tu primer día como jefe de equipo y superar los primeros días con este nuevo rol.

Consejos para superar tu primera vez como jefe

fizkes || Shutterstock

Primeros pasos para superar tu primer día de trabajo como líder del equipo

¿Qué hacer el primer día como jefe? ¿Cómo actuar en la primera reunión con tu nuevo equipo de trabajo? Ya sea por un ascenso laboral o por que has decidido crear tu propio negocio y ser tu propio jefe, el primer día como líder puede suponer todo un reto. En esta guía recogemos una serie de consejos esperamos que aprendas a sobrevivir en tu primer día como jefe de equipo y que sea el primero de muchos.

¿Qué tipo de jefe quieres ser?

Además de tener definido lo que se espera de ti en este puesto, una de las cuestiones más importantes es pensar qué tipo de jefe te gustaría ser. Hay muchas clases de líderes y cada uno de ellos posee unas características. Enfócate en ejercer tu liderazgo de manera clara, firme, profesional y justa.

Cómo presentarse a un nuevo equipo de trabajo como jefe

Conocer al equipo es una de las tareas que más nervioso te pueden poner, para evitarlo te recomendamos que ensayes una presentación simpática y cercana, que te presentes como jefe, compañero y persona con la que se puede trabajar en equipo. En tu presentación como líder no olvides mostrar respeto, humildad, compañerismo, escucha activa...

¿Es tu primera vez como jefe? Tu nuevo papel como líder debe tener marcadas varias líneas de acción, pero una de ellas, sino la más importante es que cada miembro de tu equipo te vea como un aliado.

Elección del discurso del primer día de trabajo como jefe

El primer paso para abordar con calma tu primer día como jefe es presentarte. El primer discurso como líder del equipo debes tenerlo preparado, menciona los objetivos, cómo piensas trabajar y aborda temas que motiven a los trabajadores.

No olvides ceder el turno de palabras y que ellos puedan hacerte preguntas para conocerte mejor. Ser líder o jefe de equipo no es sencillo y por ello, cuanto más te prepares mejor.


Sé puntual, planificar y organizar todas tus ideas. De esta forma puedes hacer un listado de tareas, ver lo que se tiene que hacer a largo plazo y a corto plazo y marcar prioridades junto con tu equipo, así como los objetivos y metas.

Da protagonismo a los miembros del equipo

El primer día como gerente o jefe tendrás una reunión para presentar tu nuevo rol profesional, tendrás los nervios a flor de piel, pero intenta aprovechar la oportunidad, sé natural, cercano.

Céntrate en conocer a los miembros del equipo, mostrar interés. Debes ser consciente de que ahora no sólo eres responsable de ti, sino de quizás entre 6 y 12 personas que forman un equipo de trabajo y de los resultados que produzcáis.

Asienta las bases en la comunicación

Si dudas sobre cómo ser un buen jefe de grupo, recuerda dar prioridad a la comunicación, al feedback y mostrar como jefe que estás contento con tus trabajadores. De esta forma trabajarás la motivación y tu equipo sabrá la perspectiva que tienes de cada uno de ellos y lo que esperas.

Otro consejo sencillo para sobrevivir tu primer día como jefe y los posteriores es trabajar la comunicación entre el equipo y jefes, es decir que tomes en cuenta unas serie de prácticas para trabajar la paciencia, comunicarte de forma efectiva, aclarar los objetivos, cumplir lo prometido y hablado en las reuniones...

Implementa extras que pueden ayudar a incrementar la satisfacción laboral

Implanta un programa de incentivos no monetarios que valore cada miembro de tu equipo y no sean económicos.

Conoce las carga de trabajo general e individual

Es cierto que a veces es complicado ser consciente de todo el trabajo que hay entre manos, y que esto puede pasar factura aa tu equipo. Para evitarlo, haz listados, usa un organizador de tareas para plasmar todo el trabajo y los proyectos que están empezados y aprende a dividir la carga de trabajo entre los miembros del equipo de forma equitativa.

Delega el trabajo eficientemente

Una buena presentación de un jefe debe ir de la mano de una hoja de ruta, así como conocer las funciones y los puntos fuertes de cada empleado, así como identificar aquellas metas que pueden mejorarse.

Tener la capacidad de gestionar un equipo con estos consejos y de la mano de la planificación se vuelve un reto mucho más sencillo y llevadero. ¿Está listo?

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No