- 4/01/2022

Somos humanos y todos cometemos errores en la vida. No es de extrañar que alguna vez en el trabajo también te haya pasado algo y no hayas podido salir de esa hasta que alguien te ha echado un cable o hasta que, tras mucho investigar, hayas podido dar con la solución a tu problema. Pero, si en una entrevista te piden que hables de un error que hayas cometido en el trabajo, ¿sabrías cómo contestarlo? Vamos a darte las mejores claves sobre cómo contestarlo a continuación.

Foto de SHVETS production en Pexels

¿Qué se quiere conocer con esa pregunta?

Si el reclutador te lanza esta pregunta en la entrevista de trabajo, no temas: es normal que hayas cometido errores en el pasado pues todos nos equivocamos y aprendemos de ellos.

El quid de la cuestión es saber qué responder, pero para ello es importante que sepamos qué es lo que quieren saber preguntando esto. Pues la respuesta es simple: cómo te desenvuelves en diferentes situaciones para ver si das la talla en las actividades que realizarás en este puesto de trabajo.

Puesto que sabemos que para muchos tener un fracaso puede suponerle incluso ansiedad, déjanos indicarte que hablar y aprender de nuestros errores nos ayudará a entender si somos o no aptos. No tenemos que avergonzarnos de ello, de hecho los reclutadores buscan encontrar nuestros errores laborales para saber nuestros puntos débiles y saber dónde tenemos que mejorar.

Tener errores nos hace más humanos. Si contestas de forma negativa a esta pregunta no te hará mejor trabajador, sino uno malo: no sabrías cómo afrontar ciertos problemas y estás asumiendo que todo lo haces perfecto cuando no es así.

¿Qué expectativas tienes de este puesto de trabajo?

baranq | Shutterstock

Cómo contestar a la pregunta "Háblame de un error que hayas cometido en el trabajo"



1. Menciona un error sustancial

A la hora de afrontar esta pregunta en la entrevista de trabajo, es importante que sepas mencionar un error no muy importante ni que haya costado mucho a la empresa, ya sea en forma de dinero como en forma de tiempo u otro capital. Por ello, recomendamos no solo pensar antes de ir a la entrevista sobre qué vas a comentar al respecto, sino también ponerlo en práctica por las posibles preguntas que te puedan sugerir.

2. Explica cómo pasó

Detalla la forma en la que se dio el problema. Expón, además, los obstáculos que entorpecieron tu actividad y que hicieron que se convirtiese en un error más grave de solucionar.

Puede resultar sencillo si mencionas la forma en la que surgió, qué fue lo que desencadenó lo que pasó sin llegar a culpabilizar a nadie, como veremos a continuación.

3. No culpes ni excuses a nadie

Jamás de los jamases se te ocurra responsabilizar ni excusar a nadie de tu empresa sobre el error que cometiste. Esto es muy importante, porque si no vas a dar a entender que eres una persona poco organizada, que no echa cuenta de sus cargos ni sabe solucionar los errores.

Poner excusa solo nos sirve para que vean que nos ponemos a la defensiva a la mínima, y eso no es lo que queremos. En este caso, lo mejor es divagar un poco en el tema: "El equipo no estaba preparado para las actividades que habíamos asumido al conjunto y no pudimos completar lo que se planteó".

4. No te responsabilices más de la cuenta

Aunque no tenemos que echar la culpa a los demás, tampoco hace falta que te sobrepases contigo mismo. Es verdad que has cometido un error y seguro que lo has solucionado (o no), pero no se puede echar mucha responsabilidad ni atosigar con las culpas.

5. ¿Qué fue lo que aprendiste?

Digamos que es la parte más importante de todo: ¿Qué fue lo que aprendiste del error que cometiste? ¿Alguna enseñanza que te llevaste? ¿Qué es lo que debes hacer de ahora en adelante? ¿Cómo te vas a tomar las cosas cuando te pasen de nuevo?

Muéstralo al reclutador qué hiciste por solucionarlo si pudiste y, si no, qué fue lo que aprendiste para hacerlo bien en el futuro.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No