5 de noviembre de 2018

Muchos no lo tienen todavía en cuenta, pero promocionar la marca personal en redes sociales es una técnica muy efectiva. De hecho, LinkedIn no es la única de estas plataformas que puede servirte para mejorar tu reputación online. Bien usadas, otras redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram, también pueden ser muy ventajosas. Se ha escrito mucho sobre cómo potenciar tu imagen como profesional en Internet; por eso, en este artículo queremos darte una serie de ideas para promocionar tu marca personal en las redes sociales. De esta manera podrás diferenciarte de tu competencia; es decir, de otros profesionales del sector que posean tu mismo perfil.

13_Phunkod || Shutterstock

¿Cómo promocionarte en las redes sociales?

Antes de entrar en materia, has de saber que existe una “ligera” diferencia entre promocionarse en redes sociales de forma inteligente… y hacerlo de forma indiscriminada.

Por mucha actividad que tengamos en LinkedIn, esto no significa que nos estemos dando a conocer de manera adecuada; de hecho, si no dosificamos y elaboramos una buena estrategia de marca personal en las redes sociales, es posible que resultemos pesados y repetitivos.

Como no queremos ser spam para nuestros seguidores, a continuación te mostramos una serie de tips para posicionar nuestra marca personal de manera discreta pero efectiva.

1. Aplica estándares de calidad a tu marca personal

Aunque parezca una cuestión sin importancia, tener presente siempre la máxima calidad posible en todo lo que hagas en tus redes sociales hará que tu reputación crezca como la espuma. Escribe sin faltas de ortografía y utiliza imágenes de gran calidad (si es posible, propias). Este consejo puede extenderse a toda tu actividad profesional, pero es mucho más visible en el ámbito de Internet.

ImageBySutipond || Shutterstock

2. Crea y comparte contenidos únicos

No copies. Este podría ser el consejo más básico que podemos darte. Pública únicamente contenido propio, elaborado por ti, o como mucho comparte el de otros, pero citándolos correctamente. Dando un paso más allá, lo que hará que proyectes una imagen mucho más interesante y profesional es que optes por contenidos y formatos originales.

Esto quiere decir que, si es posible, vayas en redes sociales más allá de los típicos posts. Para ello, confecciona y comparte en estos soportes también infografías, podcasts o incluso ebooks. Eso sí, no hagas nada por hacer. Cualquier contenido que publiques en redes sociales debe ser interesante para tu público y crear valor.

3. Trabaja tu posicionamiento SEO

De forma periódica, verifica que lo que estás haciendo en redes sociales está influyendo positivamente en tu posicionamiento SEO en Internet. De lo contrario, deberás hacer las correcciones necesarias. Echa un vistazo a los programas para monitorizar tu reputación digital que te proponemos.

Reputación digital en las redes sociales

aurielaki || Shutterstock

4. Toma el pulso a tu marca personal

Un paso básico para mejorar tu imagen profesional en las redes sociales es conocer con exactitud el estado de esta. Por ello, debes dedicar tiempo y esfuerzos a conocer qué opiniones tienen de ti las personas que ya te conocen como profesional, ya sean compañeros de trabajo, antiguos jefes o incluso clientes, si has trabajado ya por tu cuenta.

Si son positivas, no dudes en pedirles que las incluyan en tus perfiles sociales, en este caso en LinkedIn.

5. Genera conversaciones que te posicionen como experto

Participa en grupos, genera contactos con gente importante de tu sector o incluso empieza tú mismo el debate. Lo importante es que se te escuche emitiendo opiniones o aportando datos que te ayuden a posicionarte en las redes sociales, y que esa actitud genere visitas a tus perfiles y a tu página web profesional, si la tienes.

Branding en el Curriculum Vitae

Jacob Lund || Shutterstock

6. Ármate contra los ‘trolls’

Conforme tu prestigio profesional en redes sociales vaya creciendo, aumentará también el riesgo de que surjan ‘trolls’ que quieran atacarte. Es posible que sean otros profesionales, celosos de tu éxito, pero lo más frecuente es que se trate de usuarios anónimos sin ningún otro objetivo que molestar al máximo número de gente posible.

Para estar preparado contra ellos, deberás crear un plan para gestionar una crisis de reputación online. Consiste en tener un plan B, una serie de pasos a seguir en caso de que te ocurra.

7. Profesionaliza la gestión de tus redes sociales

Por último, el mejor de todos los consejos: si es posible, recurre a profesionales para gestionar tu reputación online en redes sociales. Si de verdad confías en sus ventajas, lo mejor es invertir en ello y dejarlo en manos de expertos.