- 1/06/2021

Todos sabemos que el proceso de búsqueda de trabajo es complicado, y más cuando se trata de algo que se alarga en el tiempo. Se trata de un periodo de incertidumbre, de muchos sentimientos a la vez, de esperanzas, de ilusiones, de rechazos... Por lo que, gestionar la presión a la hora de buscar empleo no es sencillo y muchas veces llega a afectar a nuestra paz mental y generarnos agobio o incluso ansiedad. Por otro lado, nuestro entorno suele añadirnos más presión al preguntar cómo va la búsqueda de trabajo y no entender que se trata de un proceso que puede que sea largo.

En este artículo vamos a darte una serie de consejos para que puedas aprender gestionar de forma correcta la presión generada por tu entorno a la hora de buscar empleo. ¡Toma nota!




 

Búsqueda de empleo

¿Cómo gestionar la presión de buscar empleo?

Durante el proceso de búsqueda de trabajo reina la incertidumbre y el sentimiento de no sentirnos útiles, de que no valemos o, incluso de que estamos malgastando nuestro tiempo es normal que aparezca. Ante todo esto es muy importante que seas consciente de cuál es tu responsabilidad en todo el proceso.

Asume tus responsabilidades

Encontrar trabajo no depende solo de nosotros mismos, es la suma de diferentes factores, por lo que sentir que si no encuentras trabajo es solo culpa tuya es una responsabilidad que no debes asumir. Debes tener en cuenta que sí, que quizás puedes hacer cosas por mejorar, pero también debes tener presente la situación del mercado, las ofertas, el momento económico, la competencia del sector… ¡Todos esos factores no pueden depender de ti! Es por ello que debes centrarte en analizar y mejorar aquello que depende de ti, como la formación que tienes, la manera en la que te enfrontas en la entrevista, la preparación de esta…

Se realista

Entender que hay cosas que no están en tu mano y, por tanto, no son tu responsabilidad no significa que no seas consecuente y objetivo/a. Puede que el mercado esté mal en este momento, que al entrevistador no le cayeras bien, que al final el perfil demanda no se adapte a ti… Pero no todo es siempre culpa de la otra parte. Si siempre estuvieran las cosas mal y no intentaran buscar trabajo igualmente nadie encontraría trabajo, ¿verdad?

Analiza y se crítico/a. Trata de reflexionar sobre qué puestos de trabajo se necesitan, o qué cualidades están más demandadas en el momento de tu búsqueda de trabajo y aprovecha esta información, fórmate en ello y adáptate al momento si está en tus manos.

Mantente activo/a

Ante todo busca trabajo de forma activa. Huye de quedarte en una especie de limbo en el que esperas a que el trabajo venga hacia ti y mientras no mejores en tu formación o habilidades. Pero también, trata de no obcecarte y mantener la mente abierta y sana, dedica tiempo para ti mientras haces descansos en tu búsqueda de trabajo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No