- 23/04/2015

La entrevista es la mejor oportunidad para poder conseguir tu primer empleo y conocer más información acerca de la empresa. ¿Sabes cómo puedes contribuir de manera profesional al puesto ofertado? ¿Conoces tus puntos fuertes? ¿Estás preparado? Averigua las preguntas que te van hacer en la entrevista de trabajo y coge fuerzas para afrontar la primera entrevista.

Qué hacer antes de la entrevista de trabajo

Consejos y ejercicios de preparación para una entrevista laboral

El momento de la entrevista de trabajo suele generar bastante nerviosismo; especialmente si es la primera que hacemos y no sabemos muy bien por dónde nos pueden salir. No obstante, preparar la entrevista como si de un examen se tratase es una muy buena estrategia para ganar seguridad en nosotros mismos. A continuación te proponemos una serie de ejercicios prácticos que puedes realizar hasta el día de antes de la entrevista:

Averigua todo lo que puedas sobre la empresa y conoce el puesto de trabajo ofertado

Es el primer paso en todo ejercicio de preparación que se precie: antes de enfrentarte a la entrevista, debes conocer a fondo a la empresa a la que postulas. ¿Por qué? Por dos razones: en primer lugar, hacer un estudio previo de la empresa en la que quieres trabajar es la mejor forma de demostrar el interés que tienes por la empresa; y segundo: el "¿Por qué quieres trabajar con nosotros?" suele ser una de las preguntas más habituales de la empresa.

Así pues, lo primero que debemos saber es a qué se dedica la empresa, su evolución en el tiempo y qué le depara el futuro. Para ello, podremos recabar información de distintas fuentes:

  • Internet y portales de empleo.
  • Publicaciones y noticias relacionadas con el sector
  • La persona que ha contactado contigo.
  • Personas que conozcas que trabajen o tengan relación con esa empresa.

En cuanto tengamos la información más relevante de la compañía -y seamos capaces de explicar por qué nos identificamos con su cultura de empresa y/o cuáles son los proyectos que más nos gustan de la misma- llega el momento de obtener toda la información posible sobre el puesto de trabajo ofertado. Se sobreetiende que cuando te llaman para hacer la entrevista se da por hecho que cumples los requisitos demandados, pero por si acaso puedes hacer el siguiente ejercicio:

  • ¿Qué tareas y funciones conlleva el puesto de trabajo?
  • ¿Cuáles son los objetivos del puesto?
  • ¿Qué habilidades se requieren? ¿Cuáles de ellas tengo yo y qué otras puedo trabajar?

¿Cómo crear un Candidate Persona?

WAYHOME studio || Shutterstock

Conócete a la perfección

Muy bien; ya conocemos a la empresa y las particularidades del puesto ofertado. Llega el momento de hacer lo propio contigo mismo; porque, nunca lo olvides, tú eres el producto y el que se debe vender de la mejor manera posible en la entrevista. Para ello coge una libreta, un bolígrafo y dedícate a responder las siguientes cuestiones:

  • Analiza las fechas y los cargos desempeñados anteriormente 👉 Te vendrá genial para mirar con perspectiva tu trayectoria profesional y ser capaz de explicar los vacíos laborales de tu currículum, en el caso de que hayas pasado periodos de tiempo sin trabajar.
  • Evalúa tus puntos fuertes y reflexiona sobre lo que has aprendido de tus debilidades 👉 La pregunta sobre los puntos fuertes y débiles suele ser un must en las entrevistas de trabajo, y más que una enumeración de las fortalezas y debilidades, lo que realmente busca el reclutador es averiguar las oportunidades de crecimiento que hayas tenido.
  • Defiende tus títulos y formación profesional, así como tus conocimientos específicos en el sector 👉 La experiencia laboral es importante, por supuesto, pero una buena formación es clave para llegar a la cima de tu carrera.
  • Reflexiona sobre tu actitud y aptitud para trabajar, así como las habilidades personales y sociales que te pueden ayudar en tu trayectoria.

Es posible que en la entrevista de trabajo se interesen por algunas de, así que merece la pena que tengas preparada la respuesta.




New Africa || Shutterstock

Prepara las preguntas... y grábate respondiéndolas

La entrevista estará plagada de preguntas y algunas de ellas serán difíciles de contestar, sobre todo, bajo presión. Nuestro consejo es que seas natural y que te prepares algunas posibles preguntas de la entrevista para resolverlas de forma más cómoda. Por ejemplo:

  • ¿Por qué dejaste tu último empleo?
  • ¿Qué puedes aportar a este puesto de trabajo?
  • ¿Por qué te gustaría trabajar en esta empresa?
  • ¿Trabajas bien bajo presión?
  • ¿Qué remuneración te parece apropiada?
  • ¿Cómo te definirías?
  • ¿Qué aspectos mejorarías de ti?

En cuanto tengas preparadas tus respuestas, no dudes en grabarte para ver cómo suenan. Es relativamente fácil plasmar nuestras respuestas sobre el papel, pero recuerda que no tendrás este guion en la entrevista de trabajo. Grabarte es una muy buena táctica para ordenar tus ideas, ensayar tu discurso y, por qué no, trabajar tu poder de persuasión. De esta manera, tras varias sesiones de grabación darás con la respuesta perfecta para la entrevista.

Practica con algún familiar o amigo

En la misma línea del punto anterior, puede resultar muy beneficioso practicar las preguntas más habituales en presencia de alguna persona de confianza que pueda representar el rol del entrevistador y hacerte las preguntas pertinentes. No olvides que una opinión externa sobre nuestras respuestas y lenguaje corporal puede ser de gran ayuda para hacer una preparación con perspectiva.

Consejos para triunfar en una entrevista laboral

Practica el arte del Storytelling

No hay mejor manera de llamar la atención de una persona que contándole una buena historia, de esas que atrapan desde el principio hasta el final. Seguro que a lo largo de tu trayectoria profesional has vivido un par de anécdotas que ejemplifican a la perfección tus habilidades personales y que plasman los mejores logros de tu carrera. ¡Úsalas a tu favor!

Aunque no sabemos si el reclutador te acabará preguntando por el mejor logro de tu carrera, nuestro consejo es que te anticipes y escribas esa historia en un papel, como si de un guion cinematográfico se tratase. En ocasiones, los nervios nos traicionan y nos resulta difícil defender nuestros mejores hitos en la entrevista, así que lo mejor que podemos hacer es practicar la forma de vendernos a través de las historias.

Acude a algún taller para preparar tu próxima entrevista de trabajo

Recibir ayuda a la hora de prepararte para una entrevista de trabajo puede ser clave si has acudido a varias, pero nunca has acabado siendo seleccionado por los reclutadores. En ese caso, lo más probable es que cometas algún tipo de error que desconoces, y en este taller te pueden ayudar a identificarlo y corregirlo. Al y al cabo, en un taller de estas características te ayudarán a poner en práctica los ejercicios que te hemos propuesto a lo largo de este post, pero siempre desde un punto de vista profesional.

Trayectoria académica del trabajador social

Pressmaster || Shutterstock

Apuesta por la simulación de la entrevista de trabajo

Aunque el Role Playing no es una técnica de reclutamiento demasiado frecuente, lo cierto es que algunas empresas están sustituyendo la tradicional entrevista de trabajo por simulaciones en las que el candidato debe adoptar un rol concreto y defenderlo. Esta técnica, que suele estar incluida en las dinámicas de grupo, trata de evaluar la manera en la que el candidato se desenvuelve ante una situación determinada. Por lo tanto, no parece mala idea tener en cuenta este tipo de entrevista.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No