- 26/04/2022

Si has entrado en una empresa recientemente, quizá te interese crecer en ella y formarte hasta conseguir la carrera profesional que deseas. Muchas empresas ofertan a sus trabajadores planes de formación para que así puedan conseguir su acometido, logrando compaginar trabajo y estudios con tal de satisfacer las necesidades de crecimiento. No obstante, no todas las empresas ofrecen este tipo de ayuda a sus empleados. ¿Te interesa saber cómo puedes pedirlo y que así puedas disfrutar de sus ventajas? ¡Te contamos todo lo relacionado a ello!

Formarse mientras se trabaja

Los planes de formación y su importancia

Antes de conocer si podemos o no pedir, debemos conocer lo que estamos solicitando. Los planes de formación de las empresas son planes de acción encaminados a formar a sus empleados mediante cualidades y habilidades, así como nuevos conocimientos para que así puedan emplearlos en la empresa. Estos, además, sirven al usuario de cara al futuro en su carrera profesional.

Si bien es algo poco habitual, cada vez son más las empresas que se preocupan por el bienestar profesional y el conocimiento de sus trabajadores. Por ese motivo y para evitar que el trabajador deje su puesto de trabajo, los planes de formación son una herramienta fundamental para el desarrollo del capital humano de una empresa.

No obstante, su importancia no radica solo en ese punto, sino que hay otros factores que hacen que los planes de formación se vean como algo importante. Te los resaltamos:

  • Ser capaz de adaptarse a los nuevos cambios que se suceden continuamente en el entorno que nos rodea. Nuevas herramientas, nuevas tecnologías, etc.
  • Mejorar en habilidades, cualidades y conocimientos que el empleado tiene para que así desarrollo su potencial con la empresa.
  • Saber anticiparse ante posibles situaciones adversas que le puedan suceder y no está preparado para ello.
  • Ser una plantilla competitiva en cuanto a cualidades, formación y profesionalidad.
  • Saber valorar las necesidades del mercado y reaccionar a tiempo.

¿Cómo se puede pedir un plan de formación en la empresa?

Se trata de una herramienta que ofrece el equipo de Recursos Humanos a sus trabajadores por diferentes motivos como hemos podido ver. Sin embargo, no siempre es así y quizá nos interese que la empresa nos paguen los estudios que queremos hacer para formarnos y lanzar nuestra carrera profesional. Aquí tienes algunos consejos para pedir un plan de formación en la empresa que deseas.

1. Comprueba qué es lo que ofrece o ha ofrecido tu empresa

Puede darse el caso de que posiblemente por contrato te pertenezca disfrutar de planes de formación pero hasta el momento no lo has recibido. Por ese motivo, te recomendamos eches un vistazo a tu contrato y, como no, también a tu convenio laboral. Posiblemente en uno de los dos se especifique que puedas pedir un plan de formación, así como la cuantía y duración del mismo.




Por otro lado, puede darse el caso de que anteriormente la empresa lo haya hecho con otros trabajadores. En este punto podríais llegar a un acuerdo para poder abordarlo a vuestro antojo y así conseguir la formación.

2. Busca la forma de convencer a la empresa

No se trata de mentir, sino de decir la verdad. Los planes de formación son totalmente beneficiosos para que los trabajadores puedan aumentar su productividad y rendimiento en su carrera profesional. Por ello, te recomendamos que valores aquello en lo que te interese y plantees a la empresa la forma en la que se lo puedes pedir. Unos consejos básicos:

  • realista con lo que quieres conseguir y por qué.
  • Investiga cuánto podría salir, si te lo puede financiar y cuánto.
  • Lealtad a la hora de cumplir con los objetivos.
  • Piensa y valora qué es lo que la empresa estaría dispuesto a pagar. Seamos sinceros, no te va a pagar un máster en Harvard, así que sé también honesto.

3. Aborda el tema en el contrato

¿Crees que tu empresa estará dispuesta a negociar contigo un reajuste en el contrato? Si es así, posiblemente puedas plantear la probabilidad de incluir formación para tu carrera profesional. Recuerda que si no lo intentas, no podrás conseguirlo. Habla con tu jefe o gerente intermedio, aunque lo recomendable es hacerlo con Recursos Humanos.

Por otro lado, si aún no tienes contrato y estás a punto de entrar en una empresa, también podrías valorarlo o al menos ver si abordan los planes de formación.

4. Busca alternativas

Si esto no te ha funcionado, tienes varias alternativas posibles:

  • Seguir buscando formas de autofinanciarte los estudios deseados. Microcréditos, créditos destinados al estudio, planes de formación con ahorro propio, etc.
  • Además, también puedes seguir intentándolo de cara al futuro, por si te dejaran cambiar el contrato nuevamente.
  • Valora lo que ofrece otras empresas en puestos similares al tuyo y plantea la posibilidad de cambiarte si te es factible. Recuerda valorar no solo eso, sino las condiciones que ofrecen tanto tu empresa actual como a la que vas.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No