- 5/07/2019

Antes de que se popularizara el envío del currículum a través de los portales de empleo online y las redes sociales profesionales, no eran pocos los candidatos que optaban por imprimir su currículum y entregarlo en mano a los reclutadores de sus empresas favoritas. Esta táctica, popularmente conocida como buzoneo, se consideraba todo un signo de implicación e interés por parte de los candidatos. Sin embargo, desde la última actualización de la Ley de Protección de Datos, entregar el currículum en mano se ha convertido en una práctica nada recomendable. ¿Por qué? Porque las empresas receptoras pueden enfrentarse a sanciones de lo más cuantiosas en materia de currículum y protección de datos. Te explicamos todas las claves al respecto.

Tero Vesalainen || Shutterstock

La cláusula de consentimiento para el tratamiento y cesión de CV

Ojo: no es que no puedas entregar tu currículum en persona... ¡Faltaría más! Sin embargo, para hacerlo bien y asegurarte de que tu currículum NO acaba en la basura es necesario que firmes una cláusula de Protección de Datos en el Curriculum Vitae. Esta cláusula debe ser proporcionada por la misma empresa, que tendrá que hacerte partícipe de todos y cada uno de los siguientes puntos:

  • Identificación del responsable del tratamiento de tus datos personales.
  • La finalidad y legitimación del tratamiento de tus datos personales.
  • El plazo de conservación de tus datos, que generalmente suele ser de un año.


  • Los derechos de la persona que entrega su currículum.

Las empresas necesitan invertir mucho tiempo para formalizar estos trámites y en ocasiones es sencillamente inviable (sobre todo cuando dichas empresas no están buscando candidatos). ¿Imaginas tener que desplegar todo este arsenal de documentación para las decenas de candidatos diarios que acuden a entregar su currículum?

Por esta misma razón, muchas compañías optan por ahorrarse estos trámites y destruir los currículums que aparecen en su buzón. De esta manera no solo evitan los gastos de gestión; también las posibles sanciones recibidas por incumplimiento de la ley de protección de datos.

¿Debo llevar algo a la entrevista de trabajo?

Entonces... ¿Cómo hago llegar mi Curriculum Vitae?

Para evitar sorpresas y asegurarte de que tu currículum llega correctamente a su destinatario, nuestro consejo es que investigues a la empresa en la que quieres trabajar y contactes con la persona que esté al mando del reclutamiento. Dicha persona suele ser el jefe o la jefa de Recursos Humanos o el responsable del departamento en el que quieres meter cabeza. En cuanto averigües el nombre de esta persona contacta con ella a través de LinkedIn (mandando una solicitud de seguimiento en la que expliques tu deseo de trabajar en la empresa) o correo electrónico (adjuntando tu currículum y explicando los motivos de tu contacto).

Si no hay manera de conseguir esta información, haz llegar tu currículum a través de los canales ordinarios (portales de empleo, correo electrónico genérico, formulario de contacto de la web de la empresa, etc.). No olvides acompañar tu candidatura de una carta de presentación (si respondes a una oferta de trabajo) o una carta de autocandidatura (si no existe la vacante pero quieres postular por si acaso).

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No