- 4/08/2022

Siempre nos han dicho que los mejores meses para enviar el currículum son enero, febrero y septiembre, pero nunca los meses de verano (ni siquiera para cubrir las vacantes estivales, ya que estos procesos de selección suelen realizarse antes de verano). Sin embargo, ¿cómo te quedas si te decimos que esta afirmación no es del todo cierto y que esperar a septiembre podría ser un gran error para tu búsqueda de empleo? Hoy te explicamos por qué debes enviar tu currículum en verano y por qué tienes que aprovechar estos meses para mejorar aún más tu candidatura.

De Repente || Shutterstock

Este es el mejor momento del año para pensar en cómo está progresando tu carrera, y especialmente si deberías estar haciendo algo diferente.

¿Estás buscando trabajo y tu currículum/carta de presentación/portfolio están preparados para ser enviados? No esperes más y envía tu candidatura hoy mismo, aunque te encuentres en plenas vacaciones de verano.

1. El tiempo de vacaciones es tiempo de reflexión

Mientras estás en el trabajo, tu mente está ocupado con los objetivos, plazos y no hay tiempo para parar, solo pensar en lo que estás haciendo y si se están obteniendo resultado. Cuando estás de vacaciones, tienes tiempo para reflexionar sobre temas más difíciles cómo tus retos o lo que esperar lograr en un futuro cercano. 

Solo cuando estamos en esta posición podemos tomar decisiones racionales basadas en nuestras propias motivaciones, que al final, son lo mejor para nosotros.

2. Las empresas NO paran en verano

Salvo casos muy, muy aislados (como por ejemplo el sector educativo o las empresas en las que la producción se detiene por completo en agosto) las organizaciones siguen funcionando durante los meses estivales. Muchos empleados se van de vacaciones durante estas fechas, por supuesto, pero no por ello deja de trabajar el 100 % de la plantilla.




Si puede unir tu ciclo de reflexión con el de las empresas que te interesan, la combinación es natural: tú sabes lo que quiere para tu carrera y ellos saben lo que necesitan para sus proyectos, con lo que la probabilidad de que coincidáis es mucho mayor.

Así pues, no dejes de enviar tu currículum solo porque sea verano: siempre habrá alguien que pueda echar un vistazo a tu candidatura. Esto nos lleva al punto siguiente 👇

3. Muchas empresas aprovechan la tranquilidad de los meses estivales para hacer los procesos de selección

¡Sorpresa! Los reclutadores suelen tener MÁS TIEMPO para revisar las candidaturas entrantes, planificar/hacer entrevistas de trabajo y valorar con calma a los aspirantes. Esto quiere decir que las contrataciones no se detienen en verano y los departamentos de Recursos Humanos pueden revisar concienzudamente los perfiles de los candidatos.

4. Muchos reclutadores aprovechan julio y agosto para hacer la primera criba curricular

También puede darse el caso de las empresas que esperan a septiembre para realizar los procesos de selección, pero publican sus vacantes en verano. ¿El motivo? Aprovechar julio y agosto para hacer la primera criba curricular de las candidaturas recibidas. De esta manera, cuando llega el ajetreo de septiembre, el reclutador solo tiene que ponerse en contacto con los candidatos más idóneos (o seguir buscando si todavía no ha encontrado un perfil que se adapte a los requisitos demandados).

5. En verano hay menos competencia

Ya sea porque los potenciales candidatos se toman unas semanitas de descanso (o porque todavía no han leído este artículo y piensan que las contrataciones paran en verano 😉) lo cierto es que hay muchos menos candidatos enviando su currículum durante estas fechas que durante septiembre o enero. Así pues, ¿por qué no aprovechar la coyuntura para destacar como profesional? Esto significa que hay menos competencia para aquellos que hacen el esfuerzo, ¡y ese puede ser tú!

6. Es un momento idóneo para preparar tu autocandidatura y sorprender a los reclutadores

Tu curriculum te lo agradecerá. Supongamos que la empresa que te gusta para trabajar no ha abierto ningún proceso de selección. ¿Por qué dejar pasar la oportunidad de que te conozcan? Precisamente porque el ritmo de trabajo suele bajar durante estos meses, si envías tu candidatura en ese momento difícilmente se podrá perder en la bandeja de entrada del reclutador y podrán tenerla en cuenta para el futuro.

Lo que hemos comprobado aquí en Modelo Curriculum es que muchos de los reclutadores se fijan en tu carta de presentación y en tu currículum como factores decisivos realizar una entrevista en septiembre, ya que muestra la dedicación que pones en conocer la empresa, el puesto y el valor añadido que tu presencia puede aportar a la empresa.

La decisión está en ti ahora: ¿estás dispuesto a tomarte el tiempo, reflexionar sobre tu carrera y, quién sabe, tratar de encontrar algo mejor? Si es así, ¡Mucha suerte!

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No