9 de julio de 2018

Existe una tendencia creciente en el ámbito del reclutamiento de personal: cada vez más, las empresas recurren a las redes sociales no solo para encontrar al candidato idóneo, sino también para comprobar que este cuenta con los rasgos y valores que mejor se adaptan a la filosofía y cultura empresariales. Por este motivo, no es descabellado incluir nuestras redes sociales en el Curriculum Vitae, sobre todo si hablamos de una versión online o digital.

Ink Drop || Shutterstock

Redes Sociales para tu Curriculum Vitae

Sin embargo, no todas son igual de idóneas para ser añadidas al currículum. En función de su naturaleza y también de la empresa en cuestión, tendremos que mencionar algunas y otras no. Para que sepas qué debes hacer en cada caso y cuando será positivo que enlaces en tu currículum a tus perfiles sociales, te recomendamos continuar leyendo.

1. LinkedIn, la imprescindible

Si hay una red social que puedes incluir en el currículum, esa es LinkedIn. El motivo es que, en principio, se trata de una red profesional, no personal, y en ella no se suelen publicar ni compartir contenidos que puedan resultar sensibles o perjudiciales para nuestra reputación.

Además, esta plataforma tiene una ventaja añadida relacionada con la búsqueda de empleo: te permite publicar y divulgar de forma gratuita tu currículum en LinkedIn, tus habilidades y tu experiencia profesional, con el objetivo de ser encontrado antes por los reclutadores.

Técnicas de búsqueda de empleo en LinkedIn

Jinna Sardsongvit || Shutterstock

2. Instagram, solo para unos pocos

Puedes llegar a sacarle mucho partido profesional a Instagram, sobre todo si eres fotógrafo, diseñador gráfico, decorador de interiores… En definitiva, si tu profesión tiene una vertiente creativa y si tu portfolio tiene posibilidades de ser mostrado a través de las imágenes que se pueden publicar en esta red social. Como se suele decir, una imagen vale más que mil palabras, y si tienes varias que mostrar, mucho mejor.

Eso sí, si la haces pública y conviertes tu cuenta de Instagram en un currículum profesional, deberás asegurarte primero de que no has compartido en esta red ninguna información o imagen demasiado personal o que no te gustaría que viera una empresa, pues de lo contrario el efecto puede llegar a ser contraproducente.

3. Facebook, ideal para mostrar más de ti

La creencia dominante es la de considerar que no es nada conveniente proporcionar nuestro perfil de Facebook en nuestro currículum, pero esto, si se implementa bien, puede llegar a ser muy beneficioso. El motivo es que, bien usada, es una plataforma ideal para mostrar tus verdaderos intereses, inquietudes o aficiones, algo que muchas empresas suelen tener en cuenta en sus procesos de selección.

No obstante, esto puede tener una consecuencia ciertamente negativa, y es que tu Facebook pasará de ser tu espacio personal a ser un espacio más pensado, más cuidado y más trabajado, quitándote cierta libertad a la hora de escoger los contenidos que publicas o compartes.

Cómo incluir las redes sociales en el CV

sitthiphong || Shutterstock

4. Twitter, para los que quieren estar al día

Twitter tiene un potencial increíble a la hora de nutrirse de la información más actual, de estar enterado de todo y de mostrar nuestros intereses políticos, sociales o culturales. Si este es el uso que le sueles dar a tu perfil de esta red social, no dudes en incluirla en tu currículum. ¡Y un consejo! En esta plataforma se suele descuidar mucho la ortografía y la gramática, precisamente por ese carácter instantáneo y efímero, y por la limitación en el uso de caracteres en las publicaciones que hacemos.

Por eso, tendrás que prestar especial atención a tu redacción cuando compartas contenido en Twitter, pues hacerlo con errores puede resultar muy llamativo y es posible que no guste nada a las empresas o a los reclutadores que puedan fijarse en ti o buscarte en esta red social para conocerte mejor.