- 10/05/2019

Es un hecho: el próximo 12 de mayo de 2019 entrará en vigor la nueva ley de control de horario; un real decreto-ley que garantizará el registro diario de la jornada de trabajo de cada persona trabajadora. Este nuevo registro de la jornada laboral, que trata de mejorar la reforma laboral de 2012 y luchar contra la precariedad laboral, será de obligado cumplimiento para todas y cada una de las empresas. ¿Quieres saber cómo te afectará a ti como trabajador/a el nuevo registro obligatorio de la jornada laboral? Entonces no dudes en seguir leyendo.

[Actualizado a 10 de mayo de 2019]

Billion Photos || Shutterstock

¿En qué consiste la nueva ley de control de horario?

Dado que el nuevo decreto-ley de control horario establece la obligatoriedad por parte de las empresas de implantar un sistema de control horario, a partir del domingo 12 de mayo será obligatorio el fichaje de entrada y salida para todos los trabajadores en todas las empresas. Estos son los principales objetivos de la nueva ley de control horario?

  • Llevar un registro de las horas REALES trabajadas; algo muy positivo tanto para los trabajadores como para los empresarios.
  • Controlar los tiempos de absentismo laboral.
  • Tener constancia de las horas extraordinarias trabajadas por cada empleado para su posterior retribución. Hasta ahora, muchas de estas horas extras se quedaban en el "limbo" y los trabajadores no recibían la retribución correspondiente o se las computaban en días libres.
  • Incluir el horario concreto de inicio y finalización de la jornada laboral de cada persona trabajadora, sin prejuicio de la flexibilidad horaria.

Las empresas que no cumplan con lo requerido en el nuevo decreto-ley de control horario se enfrentarán a multas que irán desde los 60 hasta los 625 euros (infracciones leves) hasta los 187.515 euros (infracciones muy graves).

Intenciones de contratación en 2019 Rawpixel.com || Shutterstock

Ventajas del control horario de los empleados

‍Lucha contra la precariedad laboral

Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), durante el primer trimestre de 2019 los empleados trabajaron 5,6 millones de horas extra a la semana, de las cuales 2,9 millones no fueron retribuidas ni tampoco recompensadas con tiempo de descanso. Por este mismo motivo es tan importante que se registre la hora de entrada y de salida de cada trabajador, para contabilizar las horas extras pertinentes. En caso de que cuentes con un horario flexible debes estar atento a establecer límites en el horario flexible, de lo contrario podrías sufrir el síndrome de Burnout.

Datos reales sobre la eficiencia de los trabajadores

La empresa podrá establecer una correlación entre el número de horas trabajadas de los empleados con la consecución de objetivos laborales. De esta manera, si se produjera un desnivel entre las horas trabajadas y los objetivos cumplidos, el empresario podría revisar la carga de trabajo de sus empleados y/o controlar a más personal requerido. Al fin y al cabo, se trata de conocer las necesidades de los empleados y adaptar sus cargas de trabajo si fuera necesario. Conocer las necesidades de los empleados es vital y de ahí la importancia del control horario de los trabajadores.

Transparencia de horarios

Todos y cada uno de los empleados tendrán constancia de las horas que han trabajado en cómputo semanal, mensual y anual.

Reducción del absentismo laboral

Al tener un recuento real de las horas trabajadas, el empresario podrá controlar la asistencia de los empleados, así como sus posibles retrasos.

Formas de control del tiempo




Hay tres formas de controlar la programación:

  • Manualmente: Firma las horas de entrada y salida en un libro de horarios en papel o, si tienes un horario fijo, se firmaría una vez a la semana o al mes junto con tu nómina. Este sistema tradicional y rudimentario en la era digital tiene los días contados y sólo tiene sentido en PYMES y micropymes con pocos cambios de empleados, horas y ausencias.
  • Transferencia digital mediante huella dactilar o tarjeta personal: Registra tu entrada y salida del lugar de trabajo con tu huella dactilar o la proximidad de una tarjeta personal. Este sistema se aplica en las grandes empresas y principalmente en la industria. La huella dactilar es única y no puede ser sustituida por la de un compañero, no así en el caso de una tarjeta. En cualquier caso, siempre habrá un supervisor para confirmar cualquier ausencia en caso de duda o incidencia en el sistema.
  • Transferencia a través de aplicaciones informáticas: Para los empleados que trabajan con un ordenador o dispositivo móvil, accederán a la aplicación cuando lo enciendan y lo apaguen. Este método es útil para aquellos trabajadores que viajan, teletrabajan y tienen un horario flexible. El problema es la manipulación de estos registros de tiempo con facilidad y puede no conducir a un control fiable de las horas extras, que es el objetivo del gobierno con esta medida

Disputas sobre el nuevo registro del tiempo de trabajo

Esta nueva normativa no ha estado exenta de polémica. He aquí algunas de ellas:

      • Manipulación de datos por parte de trabajadores y empresas. Por ejemplo, una empresa puede obligar a un trabajador a firmar en horas distintas a las trabajadas para evitar el pago de horas extras, o un trabajador puede acceder a sistemas remotos y no hacer su trabajo.
      • Mal uso de los datos por parte de la administración pública para su control, revisión y sanción en caso de incumplimiento.
      • Mal uso de los datos por parte de los trabajadores y las empresas.
      • Errores en las aplicaciones: Siempre habrá errores en los sistemas informáticos, que para resolverlos, requerirán el control de una persona y las firmas de los supervisores corroborando las horas trabajadas por cada empleado.
      • Estos errores serán corregidos por una persona.
      • Límites a la flexibilidad horaria, al teletrabajo y al trabajo por proyectos u objetivos: en estos casos se permite trabajar en distintos lugares y horarios según la conveniencia del trabajador, por lo que implicará límites a la hora de firmar y será difícil para la empresa conciliar ese control horario de forma estricta.
      • El control horario será limitado.
      • En el caso de las pausas durante la jornada laboral, todas las consideradas como tiempo de trabajo no estarán obligadas a fichar a la salida y a la entrada, es decir, una pausa de 15 minutos en una jornada de más de 6 horas continuadas. El resto de las pausas, que incluyen, por ejemplo, una jornada partida con una hora para comer, deben ser fichadas.
      • El resto de las pausas deben ser fichadas.
      • En el caso de los desplazamientos, todas las horas que no tengan que ver con el viaje de ida y vuelta al lugar de trabajo se considerarán horas de trabajo.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No