- 18/02/2020

Pocas frases generan tanta desconfianza en el candidato como "salario competitivo", "salario a convenir" o "salario según valía". ¿No sería más transparente por parte de las empresas indicar el sueldo que estarían dispuestas a pagar o publicar una horquilla salarial en la oferta de trabajo? De esta manera los candidatos sabrían a qué atenerse antes de enviar (o no) su currículum.

Aunque preferiríamos que los anuncios de empleo fueran más claros y transparentes, en el post de hoy vamos a explicarte los posibles significados de estas frases tan ambiguas. Afortunadamente para nosotros, la lectura no siempre es "queremos pagar el sueldo más bajo posible al candidato seleccionado".

fizkes || Shutterstock

1. La empresa prefiere negociar el salario con los candidatos

Suele ser el motivo más habitual de las empresas que no incluyen el salario en sus ofertas de trabajo. No quieren "arriesgarse" a dar una cifra; prefieren tener la oportunidad de negociar esta cantidad de dinero con los aspirantes. De hecho, algunas empresas habilitan un apartado en los formularios de contacto para que los candidatos, además de enviar su currículum, puedan indicar sus expectativas salariales anuales. Con toda esta información sobre la mesa los reclutadores toman una decisión.

Sin embargo, aunque esta estrategia suele ser bastante habitual en el mundo empresarial, no siempre tiene éxito entre los candidatos. ¿La razón? Tener que negociar tu propio sueldo en una entrevista de trabajo no es plato de buen gusto para (casi) nadie. Dudas como "¿Estaré pidiendo demasiado dinero?" o "¿Me habré quedado demasiado corto/a?" suelen atenazar a los profesionales que se ven en esta tesitura.

Los candidatos suelen desconfiar de las ofertas de trabajo en las que no se incluye el sueldo a percibir. Dan por hecho que la empresa pagará poco a sus empleados y, algunos de ellos, optan por ignorar la oferta y seguir buscando otras más transparentes.

💡 Si decides enviar tu CV a una de estas ofertas busca la tabla salarial de tu profesión -basta con poner en Google "tabla salarial" y añadir el nombre de tu puesto de trabajo- y consulta la cantidad de dinero que se le suele pagar a alguien de tu sector. Así sabrás cuál es el sueldo que debes pedir o aceptar en la entrevista.



¿Qué no debes hacer en una entrevista de trabajo?

fizkes || Shutterstock

2. La empresa quiere evitar conflictos internos o posibles contraofertas de la competencia

Supongamos que un empresario no quiere mejorar las condiciones salariales de su plantilla pero está dispuesto a pagar más dinero a una nueva incorporación. ¿Imaginas el conflicto interno que supondría hacer público este último salario en una oferta de trabajo que puede ver todo el mundo? Los trabajadores de la empresa podrían pedir explicaciones y solicitar el aumento de sueldo pertinente. Así pues, para evitar "malos rollos" y tener que pagar lo mismo a todos los miembros de la plantilla, algunas empresas optan por omitir este detalle tan importante en sus ofertas de empleo.

Pero esta falta de transparencia no solo afecta a los trabajadores de la empresa; también a la competencia de la misma. Una compañía que quiera asegurarse un número elevado de candidaturas (por encima de otras empresas que se dedican a lo mismo y que también tienen procesos de selección abiertos) omitirá el rango salarial en sus ofertas de empleo. De esta manera, los competidores no podrán hacer una "contraoferta" y ofrecer mejores condiciones salariales por el mismo trabajo.

Cookie Studio || Shutterstock

3. La empresa no puede (o no quiere) pagar un sueldo alto

En ocasiones nuestras sospechas se confirman y la empresa no incluye el sueldo/horquilla salarial en la oferta de trabajo precisamente porque no va a pagar una cantidad alta o acorde con la tabla salarial de la profesión.

Ya sea porque no dispone de los fondos necesarios para contratar dignamente o porque simplemente busca un hombre/mujer orquesta que desempeñe cinco puestos de trabajo por el precio de uno, la empresa no publica el salario a percibir porque no quiere correr el riesgo de quedarse sin candidatos.

¿Y qué podemos hacer nosotros como candidatos para conocer el verdadero motivo de esta omisión? Enviar el currículum igualmente y esperar a que comience el proceso de selección. Nunca sabremos si estamos en el primer, segundo o tercer supuesto hasta que el reclutador se ponga en contacto con nosotros.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No