- 20/03/2018

Los empleados son el activo más valioso de cualquier empresa. Sin ellos, su actividad no podría realizarse con normalidad y su crecimiento sería prácticamente imposible. Por eso, cuando una compañía tiene entre sus trabajadores a gente preparada, formada y que conoce perfectamente los entresijos de la empresa y su funcionamiento, no debería dejar que se escaparan. Es por ello que cobra especial importancia para los trabajadores de una empresa la promoción interna en la misma. Ofrecerles la posibilidad de alcanzar el desarrollo profesional pero sin abandonar la compañía es una buena opción para retener el talento. Pero, ¿realmente sabríamos aprovechar las oportunidades de promoción interna que suceden en nuestra empresa?

Estrategia de promoción interna

Monkey Business Images || Shutterstock

¿Por qué apostar por el plan de promoción interna de tu empresa?

Si te gusta tu empresa, pero te sientes estancado o necesitas crecer profesionalmente hablando, cambiar de profesión no es la única solución. Siguiendo una serie de consejos y aplicando algunas tácticas detectarás todas las oportunidades de promoción interna y sabrás como aprovechar las que te interesen.

Y es que la promoción interna es beneficiosa para las dos partes, empresa y trabajadores. Por un lado, la primera se asegura de conocer ya la forma de trabajar de los candidatos internos y se ahorra comenzar un proceso de selección externo desde cero. Y, por otro lado, para los trabajadores es una manera ideal de demostrar su valía y crecer profesionalmente. Además, se fomenta así el sentimiento de pertenencia y la fidelidad de los empleados con respecto a su empresa.

Cómo hacer el currículum de un informático

Syda Productions || Shutterstock

Cómo aprovechar las oportunidades de crecimiento en tu empresa

Para que no te pierdas ni una sola oportunidad de promoción interna en tu empresa, te damos a continuación una serie de claves:


1. Permanece atento a la publicación de vacantes

En tu empresa pueden estar buscando constantemente a profesionales con similares características a las tuyas. Primero, averigua qué método utiliza tu empresa para contratar: portales de empleo, página web corporativa, a través de una compañía externa de RRHH, medios offline o físicos...

2. Abre tu mente

Si realmente deseas cambiar y avanzar en tu carrera, no descartes nada. Si tu empresa es grande y tiene varias localizaciones o está en proceso de expansión, es probable que surjan nuevas vacantes en otras ciudades, o incluso en otros países.

3. Habla con la persona adecuada

No es muy recomendable que directamente te inscribas como candidato en la vacante publicada por tu empresa. Es preferible que busques a alguien de confianza, un superior en el que confíes o alguien encargado de la selección de personal, y le transmitas tu voluntad de aplicar a ese puesto.

Objetivos profesionales a largo plazo

Dirima || Shutterstock

4. Véndete bien

Es posible que el puesto al que aspiras requiera de ciertos conocimientos o habilidades personales que todavía no has tenido la oportunidad de poner en práctica.  Por otro lado, si eres valorado en tu actual puesto de trabajo quizá tus superiores no vean con buenos ojos que lo dejes por otro, por eso debes trasladarles la idea de que serás aún mejor y más útil en el nuevo cargo.

5. No descartes tomar la iniciativa

Si no detectas vacantes que te interesen, es posible que tú mismo puedas crearlas. Analiza el entorno, el mercado y las necesidades de la empresa y de sus clientes y, si descubres una nueva línea de negocio u oportunidades que se están desaprovechando, es posible que tu compañía se plantee la creación de un nuevo puesto especialmente para ti.

6. Facilita la transición

Ofrécete para formar a la persona que entre a sustituirte si finalmente resultas elegido para el nuevo cargo. Tu empresa te lo agradecerá enormemente.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No