- 3/05/2019

La empleabilidad es la aptitud que posee una persona para encontrar y conservar un empleo; una aptitud que no se tiene de forma innata, sino que se debe entrenar día tras día. No importa que estemos buscando trabajo o que ya tengamos un empleo y queramos crecer profesionalmente en él; lo cierto es que todos nosotros necesitamos un plan para mejorar nuestra empleabilidad. Como queríamos trazar una hoja de ruta que nos ayudase a reforzar nuestras aptitudes para el mercado de trabajo, decidimos contactar con Marta Fernández, headhunter especializada en empleabilidad y desarrollo profesional. ¡Lo que nos contó no nos dejó indiferente!

¿Cómo puedo elaborar un plan de acción realmente efectivo para encontrar trabajo en el menor tiempo posible?

Cualquier plan de acción comienza por la definición del objetivo al que te diriges, y la búsqueda de empleo no es una excepción.

En este caso lo primero es definir tu objetivo profesional de forma muy concreta. Solo así es posible planificar las acciones a incluir en el plan y que estas sean las adecuadas. Entre estas acciones a incluir están el uso de los medios a utilizar en la búsqueda de trabajo y la organización de tiempos. La idea para hacerlo de la forma más rápida y efectiva posible es que el plan esté superfocalizado en un objetivo superconcreto.

A partir de ahí es cuestión de tener una agenda de búsqueda de empleo organizada, por ejemplo por semanas y que incluya esas acciones, observaciones y, también, seguimientos de las candidaturas de empleo.

¿Cómo debería ser el día a día de la persona que busca trabajo?

Muchos profesionales, también al hilo de la respuesta anterior, piensan que usando toda su jornada para buscar ofertas de empleo y enviar CV obtendrán más resultados. Algo así como "a más esfuerzo más entrevistas", cuando la realidad es bien distinta.

Dentro de las horas que planifiques para tu búsqueda de empleo coloca la visita a los portales web de ofertas que decidas usar, los seguimientos y otras acciones más olvidadas como la preparación y rediseño de tu CV u otras más novedosas como el uso de redes sociales como LinkedIn para hacer contactos o posicionarte como experto en tu área.

En el día a día de quien busca empleo se deben utilizar unas horas -muchas veces dos o tres bastan- por la mañana o por la tarde. Pero también debe dejarse tiempo para el ocio o la familia, la conciliación también debe estar presente en este caso.

¿Cómo puedo diferenciarme del resto de candidatos?

Lo que te diferencia habitualmente tiene que ver con tus capacidades o habilidades, y por tanto lo primero es buscar las que te hacen único. Pero cuidado, no solo se trata de saberlas sino de crearte un discurso o propuesta de valor en el que las expliques bien. Siempre se trata de aprender a venderse de alguna forma.

Entre las cosas que te diferencian están:

  • Las competencias técnicas como el manejo de un software o una herramienta.
  • Las competencias interpersonales como la empatía.
  • Las competencias personales como la capacidad de liderazgo.

Para diferenciarte, y por este orden, examina desde tu trayectoria anterior qué te diferencia, colócalo en cualquier medio que utilices en tu búsqueda de empleo y no olvides armar y ensayar tu discurso de venta personal (recuerda por ejemplo preparar tu Elevator Pitch, cuanto más concreto mejor).


Yulia Grigoryeva || Shutterstock

¿Qué competencias necesito para mejorar mi empleabilidad si estoy desempleado/a?

¡Podríamos hablar de tantas! A día de hoy, además de las clásicas de aprender idiomas o hacer formaciones para ampliar el conocimiento técnico en nuestro área de trabajo podría mencionar estas tres.

📲 Redes Sociales

En primer lugar las competencias relacionadas con el uso de redes sociales, dependiendo de nuestra especialidad profesional.

Las redes cada vez son más usadas para comunicarnos pero también son demandadas por las empresas para realizar ciertos trabajos. Pongo como ejemplo el del área de RRHH en la que es casi imprescindible ahora mismo saber manejar LinkedIn o el caso del diseño y el marketing en el que interesa desarrollar competencias en manejo de redes como Medium.

🗣 Comunicación

En segundo lugar precisamente competencias relacionadas con la comunicación. Cuando buscamos empleo ya no solo nos ven en una entrevista de trabajo y poco más, sino que nos buscan por Internet entre un mar de candidatos. Para destacar entre ellos es interesante desarrollar un estilo comunicativo directo, que nos revele como expertos en algo y que refleje que sabemos expresar ideas de forma asertiva, tanto escribiendo como hablando en un vídeo, por ejemplo. Eso además nos hará destacar, unido a otras técnicas, entre todos esos profesionales.

ℹ Gestión de la información

Por último todo lo que tenga que ver con la gestión resulta fundamental. Entre tanta información como manejamos ahora, en un mundo tan complejo y tan tecnológico, hacen falta profesionales capaces de lograr los objetivos usando los medios a su disposición. Excelentes gestores, definitivamente.

¿Qué preguntas debo hacerme para autoconocerme como profesional?

Siempre explico que con tres preguntas, al menos para empezar, tenemos bastante.

  • ¿Cuál es mi objetivo profesional concreto?
  • ¿Qué capacidades o conocimientos aporto a ese objetivo concreto?
  • ¿Qué me diferencia de otros profesionales respecto a ese objetivo? ¿Qué puedo hacer mejor que ellos?

Conviene apuntar las respuestas y ponerlas en la agenda de búsqueda que mencionábamos antes, de forma que podamos revisarlas cada cierto tiempo.

¿Cómo puedo vender mis puntos fuertes y aprender a potenciar mis puntos débiles?

Esta es una cuestión que a muchas personas les cuesta aprender a hacer. Todo se basa en haber realizado ese proceso de autoconocimiento, de forma que sepamos precisamente lo que hay que potenciar y lo que hay que disimular.

Teniendo claros los puntos fuertes lo que debe hacerse es incluirlos en la propuesta de valor y que forme parte de lo que contamos de nosotros como profesionales. No es lo mismo decir que tienes experiencia en el sector comercial que decir que dentro del sector comercial tienes experiencia destacada en gestión y formación de equipos con metodología propia. Por poner solo un ejemplo. En este segundo caso estás vendiendo tu capacidad mucho mejor que en el primero, en el que lo haces de forma tan general que pasas desapercibido.

Respecto a las debilidades por un lado está claro que hay que ponerles remedio, pero por otro, mientras tanto, debemos aprender a disimular lo que no tenemos en los instrumentos usados para la búsqueda. Un ejemplo sería disimular la falta de experiencia en un CV dejando más espacio a la formación o incluyendo un apartado dedicado a competencias.

En la página web de Marta Fernández encontrarás muchos más consejos para potenciar tus logros profesionales, conseguir más entrevistas de trabajo e impulsar tu desarrollo profesional.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No