-- publicidad --

¿Has pasado la barrera de los 40 años y estás en paro? Sea cual sea la razón por la que cual no trabajas en estos momentos, no debes desesperarte. Es cierto que cada vez son más las empresas que apuestan por perfiles jóvenes, especialmente recién titulados, dejando de lado a un colectivo con talento y experiencia que resulta muchas veces desperdiciado. Si has cumplido 40 años y no trabajas, ten en cuenta en primer lugar que el mundo no se acaba aquí. Muchos organismos promueven la reinserción laboral de personas mayores de 40 años a través de cursos, charlas y entrevistas de trabajo con diversas empresas.

En este artículo te desvelaremos algunas claves para conseguir trabajo después de los 40 y explotar al máximo las competencias adquiridas durante tu experiencia previa para hacerte un hueco en el mercado laboral actual. El trabajo para mayores de 40 es posible. ¡Que no te digan lo contrario!

Consigue trabajo a partir de los 40

Consejos para buscar trabajo a partir de los 40

Para encontrar trabajo después de los 40 es importante tener una actitud positiva, ser paciente y conocer las fortalezas y debilidades de uno mismo. No hay que desanimarse si no encuentras ofertas de trabajo afines a tus intereses o a tu experiencia laboral previa, ya que nunca es tarde para descubrir un área profesional diferente y en la que tu perfil también pueda encajar. A continuación, te indicamos otros consejos útiles para encontrar trabajo después de los 40 y conseguir de nuevo una oportunidad laboral. Toma nota:

1. Empieza la búsqueda de empleo cuanto antes

Si acaban de despedirte o sabes que tu contrato va a finalizar en breve, es fundamental que empieces a buscar otro empleo cuanto antes. No te cierres en banda y abre tu abanico de posibilidades ante otros trabajos diferentes. Aunque no sea el trabajo de tus sueños, a partir de los 40 la carga de responsabilidad es mayor y encontrar un empleo para poder mantenerse es primordial. Pero, eso sí, tampoco aceptes lo primero que te ofrezcan. Valora todas las opciones que se te presenten y piensa bien cuáles son tus prioridades ahora mismo.

2. Sé flexible




Una vez empieces a buscar trabajo activamente, es importante que te muestres abierto a las nuevas circunstancias y exigencias del mercado laboral. Con ello, ten en cuenta que el contexto laboral es cada vez más competitivo y exige flexibilidad, polivalencia y motivación para adaptarse a los cambios. Las empresas valorarán muy positivamente la candidatura de todos aquellos postulantes que se muestren predispuestos a asumir ciertas responsabilidades, como por ejemplo, la movilidad geográfica o la especialización en un campo profesional concreto.

racorn || Shutterstock

3. Potencia tus puntos fuertes

A partir de los 40, la experiencia será sin duda tu mejor baza para solicitar un empleo. Con el paso de los años, cada puesto de trabajo te habrá aportado habilidades y competencias que los candidatos más jóvenes no presentan y, por ello, es vital que incidas en este aspecto a la hora de buscar trabajo. Si te llamaran para una entrevista, acuérdate de resaltar que eres un candidato competente, cualificado para el puesto de trabajo ofertado y con facilidad para adaptarte con responsabilidad y madurez a las situaciones que se presenten en la empresa.

4. Recíclate

No pierdas el tiempo mirando el teléfono mientras esperas la llamada de una empresa. Tal vez ahora sea el momento de estudiar ese curso o esa carrera que tanto deseabas en el pasado pero que por falta de tiempo no pudiste hacerlo. Aprovecha cada día para aprender cosas nuevas y apúntate a "cursos de reciclaje", sobre todo aquellos relacionados con las nuevas tecnologías.  Además, existe una gran oferta de cursos online que te permitirán ampliar tus conocimientos y profundizar en una materia específica (cocina, nutrición, informática, fotografía, etc.). Tampoco descartes la opción de aprender un idioma o apuntarte a los cursos que ofrecen diversos organismos y agencias especializados en la búsqueda de empleo.

5. Llama a tus contactos

Seguro que en tus anteriores trabajos tuviste compañeros que están dispuestos a ayudarte para conseguir un empleo. Llámalos y pídeles consejo para encontrar un empleo, incluso pregúntales si conocen a alguien que estuviera dispuesto a contratarte. El Networking es sumamente importante en estos casos.

Y, por supuesto, nunca pierdas la esperanza. Sabemos que encontrar trabajo después de los 40 puede resultar un tanto desesperante, pero eso no es motivo para tirar la toalla antes de tiempo. Sigue los consejos que te hemos indicado y en poco tiempo encontrarás de nuevo la oportunidad laboral que necesitas.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No