-- publicidad --

En todas las entrevistas a las que acudas te preguntarán cuál es tu experiencia laboral. Al fin y al cabo, es la mejor manera de conocer tu bagaje profesional. Pero puede ser una pregunta trampa en la entrevista de trabajo, sobre todo si vienes de un trabajo igual o parecido al nuevo al que te te estás presentando. Porque, en este caso, el entrevistador querrá saber qué aprendiste en tu trabajo anterior, en qué sobresales, la causa por la que quieres marcharte y si esa experiencia previa te convierte en un buen candidato. Y responder a todo esto puede ser complicado. Pero no te preocupes; a continuación te explicamos cómo describir brevemente tu experiencia laboral en un puesto similar. ¿Estás preparado/a?

Consejos para describir tu experiencia profesional en un puesto similar

fizkes || Shutterstock

"Describe tu experiencia en un puesto similar al ofertado"

Esta suele ser la pregunta de la entrevista de trabajo que emplean los reclutadores. Por eso, te proponemos una forma de responder, o de explicarlo, breve pero efectiva, para salir airoso en estos casos. Se basa en tres premisas básicas:

1. Adapta bien tu experiencia anterior al nuevo puesto

Debes hacer un estudio previo de la empresa en la que quieres trabajar e intentar conocer lo máximo posible sobre el puesto al que optas, para estar seguro de cuánto se parece al anterior o incluso si es idéntico. Este aspecto es fundamental para lograr no incomodar a los representantes de la nueva empresa. Se trata sobre todo de adaptar bien tus respuestas o la explicación en el currículum a las circunstancias del nuevo puesto, y que seas percibido como un buen candidato.

Por eso, comenta las cosas que más te agradaban y que tengan relación con el puesto para el que te estás presentando, que vean que a pesar de buscar un cambio eres fiel a la empresa en la que trabajas. Y, en sentido opuesto, no es positivo criticar tu empresa actual o anterior, ni hablar mal de tus compañeros de trabajo, porque perjudica tu imagen.




Cómo hacer un buen Curriculum Vitae

Africa Studio || Shutterstock

2. Justifica bien tu salida para un puesto similar

Lógicamente, hay una razón importante por la que te presentas a una entrevista para un trabajo similar o igual, pero tu explicación debe agradar al entrevistador. Explica que quieres aprovechar la oportunidad que la empresa ofrece para trabajar en ella porque te resulta muy atractiva, o que, aun estando satisfecho con tu trabajo actual, crees que esta oportunidad es todavía mejor.

No se gana nada criticando a la empresa anterior, y no es necesario para explicar por qué quieres cambiar. El argumento más interesante en este caso es que necesitas un cambio para asumir nuevos retos. En el caso de que hayas sido despedido o haya finalizado tu contrato, debes ser honesto, explicarlo con humildad y, sea cual sea la verdadera razón, transmite claramente que has aprendido la lección.

3. Céntrate en tus capacidades y puntos fuertes

Como el puesto al que te presentas es similar al anterior, debes resaltar tus habilidades que guarden relación con el contenido del nuevo puesto y todo lo que puedes aportar a él, cómo superaste desafíos en ese puesto, etc.

La cuestión es convencer al reclutador de que dispones de un razonamiento analítico y sabes enfocarte a las soluciones y los resultados. Debes destacar cuáles han sido tus mayores logros en ese puesto anterior, pero, en cualquier caso, escoge aquellos que estén muy en relación con el trabajo que llevarías a cabo en el nuevo puesto para el que te entrevistas, o para el que estás preparando el currículum.

Otro detalle a tener en cuenta es que, en el fondo, resulta más importante, en lugar de destacar lo que lograste, centrarte en cómo lo conseguiste, utilizando qué habilidades. Para todo ello, procura siempre ser lo más breve y conciso posible, tu interlocutor te lo agradecerá.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No