Cuando nos enfrentamos a la redacción o revisión de nuestro currículum, tras haber pasado un tiempo desde la última actualización o tras haber adquirido nuevos conocimientos o experiencias, una de las dudas que surgen es la siguiente: ¿se deben incluir los cursos online que hemos realizado en el currículum? La respuesta es un rotundo sí. Los cursos online dan valor a tu currículum, sobre todo si tienen relación directa con nuestra profesión o con las funciones que se demandan en las empresas a las que enviemos nuestro currículum.

¿El motivo? Aunque no se trata de estudios superiores y no es una formación oficial (y nunca pretenderán ser equivalentes), los cursos online ganan cada vez más prestigio entre los reclutadores y además aportan a los candidatos interesantes conocimientos y habilidades, que ponen en práctica precisamente al realizar el curso online en cuestión.

Foxy burrow || Shutterstock

¿Por qué incluir la realización de los cursos online en el currículum?

En primer lugar, realizar un curso a distancia demuestra que el alumno es capaz de autogestionarse y tiene unas mínimas dosis de disciplina y organización del tiempo. Al elegir cursar una determinada formación de forma virtual, queda claro su verdadero interés por los contenidos que en ella se incluyen y, además, es una muy buena forma de permanecer al tanto de las novedades de su sector y de poner en práctica la actualización constante y la mejora continua. Y las empresas así lo perciben también.

Una vez tenemos asumido que sí es importante reflejar este tipo de formación complementaria en nuestro currículum, falta por resolver la siguiente cuestión: ¿dónde incluir esta información?, ¿en qué apartado y de qué forma hacerlo? Si es tu caso y has cursado o vas a cursar algún curso online, te resultará interesante conocer las respuestas a estas preguntas. Te las damos, a continuación.

¿En qué apartado del currículum deben incluirse los cursos online?

Como es lógico, el apartado más adecuado para incluir en él los cursos online realizados es el de ‘Formación académica‘. No en vano, no deja de ser un tipo de formación novedosa la que se obtiene a través de un curso online. Además, y siempre en función del curso del que se trate, su realización va a permitir al candidato ampliar una serie de competencias profesionales que, de otra forma, no habría podido conseguir.

Qué estudiar para liderar una empresa

Syda Productions || Shutterstock

¿Cuál es la mejor forma de añadir un curso online a tu currículum?

Ahora bien, ¿cómo debemos incluir la realización de un curso online en el apartado de ‘Formación académica’ de nuestro currículum? Lo primero que deberás tener en cuenta es que hay que dejar bien claro en este punto que se trata de un curso, y no de otro tipo de formación, y una buena forma de hacerlo es crear un subapartado con el título, por ejemplo, ‘Otra formación’ o ‘Cursos’. Aunque siempre se podrá diferenciar esto si se incluye el curso de la siguiente manera, aunque no exista un subapartado específico: “Curso online: título del curso”.

Adicionalmente, se suele recomendar diferenciar tanto la formación como la experiencia laboral complementarias de las que se consideran nucleares. Es decir, si el curso que has realizado (o algunos de tus trabajos) no tienen una relación directa con tu profesión o con el perfil profesional que buscan en las empresas a las que envías tu currículum, lo mejor es incluirlo de forma independiente. En el caso de los cursos online, aunque seguirían formando parte del apartado ‘Formación académica’, lo mejor es que los sitúes en un subapartado con el nombre de ‘Formación complementaria’ u ‘Otra formación’.

De esta forma, podrás incluir en tu currículum algo tan importante como la formación online, pero lo harás de la forma más correcta y coherente posible.