-- publicidad --

Se trata de una de las esperas más duras: te has presentado como candidato a una oferta de trabajo, incluso puede que ya haya tenido lugar la entrevista con el empleador, pero lo cierto es que has enviado tu currículum y no obtienes respuesta. Transcurren los días, pasan las semanas y no sabes nada. Tu primer impulso es preguntarles vía email o levantar el teléfono y llamarles directamente, pero ¿es correcto hacerlo? A continuación te damos algunos consejos relacionados con el seguimiento de tu candidatura. Tras leer el artículo sabrás cómo hacer un seguimiento de tu candidatura de empleo y cuándo no.

Ropisme || Shutterstock

¿Cuándo hacer un seguimiento de tu candidatura?

En primer lugar, valora el tiempo que ha pasado desde que te inscribiste a la oferta de empleo o desde que acudiste a la entrevista de trabajo con la empresa. Ten en cuenta que es muy probable que seleccionar personal no sea la máxima prioridad de la compañía, que puede poner por delante la atención a sus clientes o la fabricación de sus productos.

Por este motivo, debes tener paciencia y comenzar a interesarte por tu candidatura solo cuando haya transcurrido un tiempo prudencial. Nuestro consejo es que, al menos, esperes una semana antes de preguntar por tu candidatura. La excepción se producirá cuando desde la propia empresa te señalen el tiempo que tardarán en ponerse en contacto contigo. Entonces, tendrás que ceñirte a ese plazo.

¿Cómo preguntar por el estado de una candidatura?

Existen una serie de pautas y consejos que se pueden seguir para que tu interés no sea interpretado como un signo de desesperación o incluso como un gesto de poca educación.




En primer lugar, comienza siempre agradeciendo el interés de la empresa por tu trayectoria profesional, especialmente si ya se ha superado el paso de la entrevista personal. Muéstrate educado y, solo al final, interésate por el estado de tu candidatura de forma tranquila y sosegada.

Lo más probable es que te respondan que todavía están analizando tu candidatura y la del resto de aspirantes. En ese caso, no debes insistir más y lo mejor es que te despidas dando las gracias. También puede suceder, en el peor de los casos, que te informen de que has sido descartado del proceso de selección. Si esto ocurre, trata de mantener la calma y la compostura, y despídete quedando a disposición de la compañía para futuras vancantes.

Métodos para hacer un seguimiento del proceso de selección de personal

Hablaremos a continuación de los dos métodos más habituales a la hora de realizar un seguimiento de tu candidatura: enviar un email o realizar una llamada telefónica. Hay otras opciones, como por ejemplo contactar con la persona responsable de tu selección a través de las redes sociales. Sin embargo, esta posibilidad suele descartarse si no existe bastante confianza entre reclutador y candidato.

Email de seguimiento tras la entrevista de trabajo

Esta es sin duda la mejor vía si la relación entre ambos no es cercana y si os acabáis de conocer (que es lo más habitual). En este sentido, recuerda tratar de ponerte en contacto directamente con la persona que realizó la entrevista, en caso de que tengas su contacto, y siempre respetando un tiempo prudencial antes de hacerlo.

En cuanto a la redacción del email, sigue los consejos anteriores y revisa cuidadosamente el contenido. Es importante que no cometas errores y que resultes en todo momento cordial y positivo.

Llamar para preguntar por un proceso de selección

Desde nuestro punto de vista, llamar por teléfono no es lo más recomendable. El motivo es que se trata de una forma de contacto demasiado directa y es posible que se interprete como una invasión de la intimidad o del espacio personal del reclutador. Por lo tanto, reserva esta opción solo para los casos más extremos.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No