-- publicidad --

Es una de las situaciones más desagradables a las que se puede enfrentar un empleado: el despido. Una vez superado el momento en el que nos lo comunican de manera oficial, es momento de hacer cuentas y saber cuándo y qué cantidad nos corresponde en concepto de indemnización por despido. Lo ideal es que nunca llegue ese momento, pero si ocurre es necesario que estés preparado e informado. Por eso, a continuación te contamos todo lo que debes saber sobre la indemnización por despido, pues no se aplicará en todos los casos ni de la misma forma.

¿Cuándo me corresponde una indemnización por despido?

Hay que destacar que no en todos los casos en los que la empresa decide prescindir de los servicios de un trabajador surge el derecho a la indemnización por despido. Así, si la causa del despido es una de las indicadas en el propio contrato, o si el empleado se encontraba todavía en periodo de prueba, la indemnización no correspondería.


En cambio, los casos en los que el trabajador sí podrá reclamar a la empresa una indemnización laboral de este tipo son varios, y la cuantía dependerá de diversos factores. En primer lugar, seremos indemnizados si el despido se produce de forma improcedente, que es quizá el caso más obvio de todos. Si un juez determina que efectivamente el despido es improcedente, el trabajador tendrá derecho a una indemnización de entre 33 y 45 días por año trabajado.

Si el despido es objetivo (motivado por causas objetivas, como falta de puntualidad o ineficacia en el trabajo), la indemnización será la correspondiente a 20 días por año trabajado. La misma indemnización recibirán también los despedidos a causa de la disolución o traslado de la empresa. Y, por último, cuando se aleguen causas relacionadas con la producción, la cuantía de la indemnización será de 12 días por año trabajado.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No