-- publicidad --

Existen distintos tipos de contrato para becarios o jóvenes que se encuentren en modalidad de prácticas, para realizar una primera toma de contacto con la empresa y beneficiarse ambas partes de incorporar talento joven al equipo.

No obstante, no hay que confundir el contrato con el convenio de prácticas, otra opción válida para las empresas que apuestan por la vía formativa al establecer convenios con las universidades para ampliar el aprendizaje de los estudiantes de los últimos cursos, incorporando experiencias que solo podrían ser convertidas en realidad en el entorno empresarial.

El contrato para becarios como tal, no depende de ningún tipo de convenio formativo sino que consiste en una contratación laboral, pero atendiendo a criterios de acuerdo a la inexperiencia y juventud del candidato.




Para ello, el Estado en sus últimas reformas ha desarrollado una serie de medidas para motivar la creación de empleo juvenil, a través de distintas modalidades de contrato para el becario. Conoce más sobre los tipos de contrato de trabajo.

Contratos para becarios en prácticas y formación

En primer lugar, nos encontramos ante el contrato para la formación y el aprendizaje focalizado a profesionales de entre 16 y 25 años que no dispongan de una titulación o formación profesional que le habilite para desarrollar una actividad laboral. La duración máxima del contrato se establece en tres años y durante ese período se debe garantizar por parte de la empresa que el profesional podrá dedicar tiempo a su formación.

En el caso de los jóvenes que disponen de titulación en Formación Profesional, Universidad o equivalente, la modalidad más oportuna para la empresa es el contrato en prácticas. Existe un límite en cuanto al salario, y es que durante el primer año el trabajador no podrá recibir un beneficio menor al 60% del sueldo de un profesional similar en cargo y funciones.

El contrato de primer empleo joven ha supuesto un estímulo importante dirigido a la contratación, con el objetivo de motivar a las empresas para apostar por el talento joven y dar a los nuevos profesionales una oportunidad de incorporación laboral. Para beneficiarse de esta modalidad es necesario que el desempleado esté inscrito en la Oficina de Empleo, sea menor de 30 años y disponga de una jornada como mínimo del 75% a tiempo completo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No