-- publicidad --

La redacción del currículum vitae es básica para conseguir empleo, y es por ello que son tan importantes los programas para crear un CV en español, ya que nos facilitan en tiempo y esfuerzo la tarea de creación del mismo. Además de prepararse la entrevista, saber que se puede y que no se puede decir es vital para destacar entre el resto de candidatos al puesto de trabajo. Hay que tener en cuenta que llegados a cierta edad, se complica la tarea de encontrar empleo, hay muchos mitos y verdades de encontrar trabajo a partir de los 40, te contamos como no redactar tu CV y aumentar tus posibilidades de obtener empleo, tengas la edad o experiencia que tengas.

Recuerda añadir una foto tuya en tu Resume, la foto dice mucho sobre el candidato a los reclutadores, por lo que la próxima vez que no sepas si añadir o no una foto tuya en el Resume o currículum, no lo dudes y añádela.

Que debes evitar al redactar el currículum

A la hora de redactar el currículum hay una serie de errores muy comunes en los que debes evitar caer si quieres que tu currículum tenga éxito. Conócelos y tenlos en cuenta.

  1. No escribas el título "Currículum Vitae" en la parte superior, esta información ya se sabe. Es mucho mejor encabezar el currículum con tu nombre, en un cuerpo un poco más grande, y tus datos personales.
  2. Incluir una dirección de correo electrónico que sea poco profesional. Desde luego, nenita_sara69@hotmail.com no es la opción más acertada para tu CV.
  3. Enrollarte en demasía. Defínete de forma clara, organizada y sintética; demasiada explicación aburre a quien te tiene que contratar.
  4. Incluir documentación que no haya sido solicitada previamente por los reclutadores, como las referencias personales o el expediente académico.


  5. Hablar de remuneraciones, objetivos económicos o sueldos en el currículum. Ya habrá tiempo para eso.
  6. Tampoco es necesario explicar al detalle las razones del desempleo o del fin de un contrato. Si le interesa a la empresa, lo preguntará en la entrevista.
  7. Puedes o no incluir alguno de tus objetivos profesionales a corto plazo.
  8. Usar palabras demasiado técnicas, pedantes o rebuscadas; apuesta por el vocabulario estándar sin caer en el lenguaje coloquial.
  9. Utilizar una fotografía en tu currículum que sea inadecuada o poco profesional. La primera impresión cuenta más de lo que te imaginas, y más en un proceso de selección de personal.
  10. Dejar demasiados espacios en blanco en tu currículum. Estas interrupciones pueden hacer pensar mal al entrevistador y crearle una mala imagen de ti, aunque no corresponda con la realidad. En caso de que tengas huecos considerables.
  11. Indicar todos los seminarios o cursos a los que has asistido. El espacio del currículum es muy limitado, así que haz una selección e indica solo los más significativos.
  12. Incluir tus hobbies y aficiones salvo que estas tengan una relación muy directa con el puesto de trabajo.
  13. Mentiras, medias verdades o exageraciones. Aunque esto no quiere decir que tengas que decir toda la verdad. "Véndete" lo mejor posible.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No