-- publicidad --

Preparar la entrevista de trabajo con dedicación es fundamental para gestionar los nervios y, sobre todo, para destacar tus puntos fuertes y presentarte como el candidato ideal. Recuerda que si te han llamado para concertar contigo una entrevista es porque tu currículum encaja con lo que la empresa necesita, así que transmitir una sensación de seguridad y confianza se convierte en algo fundamental. Para evitar los nervios en la entrevista de trabajo te ofrecemos una guía para que puedas preparar tu entrevista con la mayor tranquilidad posible.

Cómo preparar una entrevista laboral

Africa Studio || Shutterstock

Consejos para preparar la entrevista de trabajo perfecta

Te recomendamos que realices los siguientes ejercicios de preparación para tu próxima entrevista de trabajo; de esta manera ganarás mucha más seguridad en ti mismo/a:

1. Averigua el tipo de entrevista a la que te vas a enfrentar

No es lo mismo una entrevista personal que una entrevista en grupo o por Skype. El momento de averiguar esta información es cuando te llaman para citarte para la entrevista. Así que si recibes una llamada para hacer una entrevista, recuerda -además de agradecer la oportunidad y confirmar los datos de contacto- preguntar si será una entrevista personal o una dinámica de grupo. De esta manera podrás afinar más en tu preparación posterior.

2. Investiga a la empresa

Desde el momento en que te citan para la entrevista es importante que te pongas al día acerca de la empresa y el puesto al que aspiras. Cuanta más información tengas acerca de la filosofía, objetivos y tipo de empresa que te ha preseleccionado, más fácil te será responder las preguntas y, sobre todo, averiguar qué aspectos de tu currículum y tu personalidad pueden interesarle más.

¿Cómo puedes averiguar todo esto?

  • Estudia su web.
  • Si tienen una newsletter, suscríbete.
  • Utiliza el buscador de Google para saber qué se dice de la empresa y si tiene alguna aparición en medios de comunicación.
  • Y, por supuesto, no olvides de seguirlos en redes sociales ya que probablemente las actualicen con mayor frecuencia que su web. Además, las redes sociales te servirán para hacerte una idea del ambiente laboral y te darán pistas muy útiles acerca de qué tipo de entrevista te enfrentarás.

3. Averigua qué espera la empresa de su candidato ideal

Si tienes claro el puesto para el que te van a entrevistar y conoces el tipo de compañía que es, te resultará más fácil hacerte una idea de cuál será el candidato ideal de la empresa. Si han publicado la oferta junto con una descripción, léela con espíritu crítico y escribe cuál crees tú que es el candidato ideal.

4. Analízate de manera crítica

Después de haber creado el candidato ideal mira tu currículum: ¿Cuáles son tus puntos fuertes? ¿Tienes la experiencia que se requiere? ¿Los conocimientos técnicos, la formación académica, las habilidades interpersonales? Es importante que este punto lo analices de manera crítica ya que si flaqueas en algún aspecto, el entrevistador se dará cuenta si tratas de ocultarlo.

Sin embargo, es útil si piensas de qué manera puedes suplirlo. Por ejemplo:

  • ¿Tienes carencias formativas? 👉 Puedes plantearte formarte (y es algo a destacar en la entrevista)
  • ¿Tienes poca experiencia? 👉 Puedes destacar tu formación y motivación para aprender.

Cómo descargar un CV en línea

sanneberg || Shutterstock

5. Revisa y, si es preciso, modifica tu currículum




Una vez que has analizado tus fortalezas y debilidades teniendo en cuenta los requisitos de la empresa y del puesto en concreto, revisa si en tu currículum destacan los puntos fuertes más directamente relacionados con el puesto. Si es necesario, modifica tu CV y lleva varias copias a tu entrevista. Es importante que añadas cualquier formación o experiencia reciente.

6. Prepara tu presentación

Es habitual que los reclutadores te pidan que les cuentes tu trayectoria profesional o que te presentes. Improvisar esto es muy difícil (y nada recomendable) así que prepáratelo. No consiste en que te lo aprendas de memoria (aunque practicar con alguien es muy recomendable ya que te puede dar su opinión), sino que tengas claros cuáles son los puntos fuertes que te conviene destacar.

No consiste en que te aprendas de memoria tu presentación, pero prepararte un discurso de dos minutos sobre ti mismo, destacando tu motivación, tus aptitudes y qué es eso que te convierte en un buen candidato, te ayudará a gestionar tus nervios y tener recursos si te piden que te presentes.

Consejos para triunfar en una entrevista laboral

7. Prepara tu respuesta a las preguntas más frecuentes

Aunque cada empresa y cada entrevistador tiene un estilo, hay una serie de preguntas que son muy habituales en cualquier entrevista de trabajo. Preparártelas te ayudará a detectar tus puntos fuertes y, sobre todo, a responder con tranquilidad, seguridad y confianza.

8. Prepárate para explicar tus puntos débiles

Nadie es perfecto. Ningún candidato (tampoco tú) cumple absolutamente todos los requisitos necesarios para desempeñar un puesto de trabajo. Cuando los entrevistadores te preguntan sobre las partes menos deslumbrantes de tu currículum, no pretenden dejarte en evidencia si no conocer hasta qué punto eres consciente de ellos y de qué manera los afrontas.

9. Reflexiona: ¿Por qué has tenido periodos de inactividad?

Tanto por falta de oportunidades como por decisión personal, es posible que en tu currículum haya periodos de inactividad profesional. Estos suelen llamar la atención de los entrevistadores, por lo que es importante que te prepares para explicar los vacíos laborales de tu currículum. Es importante que destaques de qué manera te mantuviste al día de las novedades en tu sector, si aprovechaste para formarte profesionalmente o cómo has hecho para ponerte al día. No tengas miedo de ser descartado por este motivo ya que, si te han seleccionado para entrevistarte, es porque tu currículum ha pasado el primer filtro y tu perfil les interesa.

¿Cuándo reclamar por despido improcedente?

fizkes || Shutterstock

10. ¿Tienes alguna pregunta para tu reclutador?

Es probable que haya mucha información que desconozcas acerca de la empresa y que sin embargo necesitas para tomar una decisión acerca del puesto de trabajo que te ofrecen o, incluso, si necesitas negociar algunas de las condiciones laborales. Por eso, es importante que hagas una lista de preguntas que te gustaría averiguar. Además, lo más habitual es que la entrevista acabe con un “¿tienes alguna pregunta?” y es fundamental que preguntes algo.

11. Prepara la ropa que llevarás puesta

Enfrentarse a una entrevista de trabajo siempre genera inseguridad y nervios. Por eso es importante que te sientas cómodo con la ropa que llevas puesta. Sin embargo, no debes olvidar que la entrevista será probablemente la primera impresión que se crearán de ti, por lo que no has de descuidar tu aspecto físico. Si sabes cómo son las normas de la empresa en relación al vestuario del personal, cíñete a él. Si no lo conoces, trata de vestirte de la manera en la que irías a trabajar en un día normal y siempre acorde con el puesto de trabajo al que aspiras.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No