Dentro de una empresa existen multitud de puestos de trabajo directivos, muchos de ellos, se han transformado notablemente con la digitalización. Un claro ejemplo lo representa el cargo de Project Manager. Sin duda, es una categoría profesional muy demandada en la actualidad y que te abrirá grandes expectativas laborales. ¿Quieres preparar un currículum como Project Manager? Analicemos cuál es exactamente su función y qué tipo de formación y cualidades implica.

Dmytro Zinkevych || Shutterstock

¿Qué hace un Project Manager ?

La traducción de Project Manager ha nuestra lengua sería la de “Director o Gestor de Proyectos”. Sin embargo, esta expresión, lejos de aclararnos en qué consiste este perfil profesional, aún nos aporta más ambigüedad. Por eso, mejor que vayamos al detalle de sus funciones concretas para entender realmente qué es un Project Manager.

Básicamente, un Project Manager se dedica a establecer la mejor estrategia para llevar a cabo un proyecto concreto y a supervisar todo el proceso de su ejecución, es decir:

  • Presentar el proyecto, argumentar las razones por las que es necesario.
  • Planificar todo el proceso: los recursos implicados, las acciones ha seguir, las etapas y el calendario de actuaciones, el personal comprometido.
  • Supervisión de las tareas, desde la delegación de responsabilidades pero sin perder nunca de vista la evolución del proyecto en todas las facetas implicadas.
  • Dirección y motivación de los equipos de trabajo.
  • Gestión de riesgos, con previsión de soluciones efectivas para paliarlos.
  • Cerrar cada etapa del proyecto, comprobando los resultados y rindiendo cuentas de lo ejecutado.

Estudios necesarios para trabajar como Project Manager

Como en la mayor parte de las denominadas nuevas profesiones ligadas al mundo digital, no existe por el momento una carrera específica que pueda exigirse como formación para los Project Manager. Por supuesto, lo más frecuente entre estos profesionales es contar con un Grado en Administración y Empresas. También es común acceder desde titulaciones como el Derecho o el Marketing.

¿Qué debe contener el currículum de Project Manager?




Al no existir una formación concreta, es muy interesante acreditar estudios complementarios en algunas de las funciones o áreas de trabajo que intervienen directamente el desarrollo de sus funciones. Por supuesto, realizar un Máster en Project Manager, incluso con la posibilidad de estudiarlo en inglés. Y otras opciones de formación que pueden ser interesantes son estos másteres:

  • Internacional Business Management.
  • Dirección de Empresas.
  • Business Administration (MBA).
  • Dirección en Tecnología.

Además, se valora la formación en disciplinas como el Design Thinking, que compatibiliza los deseos de las personas con lo factible tecnológicamente. O las técnicas de Problem Solving para mejorar la agilidad en la resolución de problemas.

Habilidades en el currículum de un Project Manager

Normalmente un buen Project Manager es el resultado de años de experiencia profesional que le han permitido consolidar determinadas competencias muy útiles para desarrollar las funciones de este puesto. Entre esas habilidades valoradas en un Project Manager, las más demandadas son:

  • Liderazgo: imprescindible para transmitir a los implicados no solo compromiso con el proyecto, sino motivación por el trabajo.
  • Capacidad de trabajo en equipo en los distintos niveles jerárquicos.
  • Organización: la esencia del día a día de un Project Manager es organizar, organizar y, después, organizar.
  • Buenas dotes de comunicador: debe transmitir ideas con claridad, convencer de lo acertado de sus planteamientos y, además, incitar a implicarse en el proyecto.
  • Cualidades para gestionar conflictos: en los equipos de trabajo es inevitable que surjan roces en los que deberá actuar como mediador.
  • Conocimiento del mercado: es importante que sepa leer las tendencias y, en la medida de lo posible, adelantarse a las demandas y cambios del mercado.
  • Planificación de presupuestos: un proyecto solo es viable si le acompaña un plan de gastos e inversiones realista y minucioso.