-- publicidad --

A pesar de que en la entrevista de trabajo suele conducir la conversación el entrevistador, el candidato al puesto también debe tener cierta iniciativa, para demostrar cualidades personales que de otro modo no serían posibles a través de un simple folio de papel. Si has de presentarte a una entrevista y no tienes claro qué preguntas puedes hacer en una entrevista de trabajo, simplemente para resolver tus dudas y mostrar interés, en este artículo compartimos algunas ideas sobre ello.

Por ejemplo, las habilidades blandas en la entrevista de trabajo hablan de las herramientas sociales y emocionales de un individuo, y solo son demostrables cuando el candidato toma el control de la situación y decide dirigir la conversación "a su terreno". Pero... ¿existen términos inapropiados o preguntas inadecuadas para realizar en la entrevista?

George Rudy || Shutterstock

Qué decir en una entrevista de trabajo

En primer lugar, la puntualidad es un factor importante. Así que antes de acudir a la cita intenta llegar unos minutos antes para demostrar interés y formalidad.

A continuación, llegó el momento de presentarte. Sé coloquial y cercano manteniendo la educación. Da un apretón de manos firme acoplando tu fuerza a la del interlocutor y toma asiento.

En ese punto, es posible que el entrevistador se presente y exponga brevemente los elementos identificativos de la empresa, así como los requisitos del puesto y del cargo. No obstante, una vez hecha la introducción lo más habitual es que el reclutador deje paso al entrevistado para que comience su parte de la entrevista. Pero... ¿qué preguntas de la entrevista de trabajo son las más idóneas para ti?

  • Comienza hablando sobre las causas que te motivaron a postularte como candidato. No hay nada mejor para demostrar cercanía y confianza que dar a entender interés en el puesto.
  • En relación al punto anterior, es importante que comentes algunos datos sobre la empresa  (siempre positivos) para demostrar tus dotes "investigadoras" y evitar que el entrevistador piense que enviaste tu CV a cientos de ofertas sin interesarte por la empresa. Hacer un estudio previo de la empresa en la que quieres trabajar suele ser un dato bastante positivo.
  • Llegados a este punto, es importante que el candidato haga referencia a sus valores y méritos profesionales, como una propuesta de demuestre las ventajas que supondrá su contratación para la empresa.


  • Evita realizar críticas sobre anteriores puestos de trabajo o compañeros, porque en lugar de aportarte valor, la imagen que recibirá el entrevistador es que eres una persona poco honesta y sincera.
  • Intenta no realizar preguntas directas acerca de la remuneración o las vacaciones. Este tipo de comportamiento molesta al reclutador, dando a entender que tu única pretensión para conseguir el puesto de trabajo es esa, y no tienes mayor interés por la empresa u otras condiciones del empleo.

Lista de habilidades blandas en el CV

¿Qué preguntar en una entrevista de trabajo como candidato?

El "no tengo ninguna pregunta" tampoco resulta la mejor opción. Por supuesto que puedes y debes preguntar, siempre desde una perspectiva educada y con respeto.

Aquí tienes algunos ejemplos de preguntas que pueden ayudarte a  a diferenciarte del resto de candidatos.

  • ¿Qué tipo de responsabilidades deberé asumir si finalmente resulto escogido para el puesto?
  • ¿Qué posibilidades de ascenso o carrera ofrece la empresa?
  • ¿Qué cualidades son las más importantes para la empresa, de cara al candidato elegido para el trabajo?
  • ¿Tendré algún supervisor que revise o valore mi trabajo, o seré yo el encargado?
  • ¿Existe algún reto importante al que la empresa se esté enfrentando en los últimos meses, y para el que yo podría aportar valores o cualidades?

Como ves, puedes hacer distintas preguntas en la entrevista de trabajo siempre que tengan sentido e implicación con el puesto que vas a desarrollar. Recuerda: sé sincero, honesto y transparente.