- 11/06/2019

La necesidad de hacer una traducción jurada de tu curriculum vitae.

Rawpixel.com || Shutterstock

Seguro que más de una vez has oído hablar de la importancia de adaptar el currículum a cada oferta de trabajo a la que respondes. El hecho de personalizar el currículum y orientarlo al puesto al que nos postulamos nos ayudará a sumar puntos, y este es un principio que no podemos pasar por alto si nos interesa trabajar en el extranjero. No solo adaptaremos el currículum al modelo de CV de cada país, también conseguiremos tener traducciones juradas del currículum, un aspecto mucho más importante de lo que parece.

Qué es una traducción jurada de un CV

Una traducción jurada está firmada por un traductor oficial, nombrado por el ministerio de Asuntos Exteriores. Son los únicos profesionales autorizados para traducir este tipo de documentos, y cuando el currículum esté traducido te lo enviarán al lugar indicado por mensajería urgente. Si vas a trabajar en el extranjero, tarde o temprano necesitarás la traducción jurada de tu currículum y cuanto antes la tengas, mejor. Además, es mucho más barato de lo que puedas imaginar.

Cuándo necesito una traducción jurada de mi CV

Muchas veces, ante el reto de empezar a buscar trabajo en el extranjero nos limitamos a buscar un ejemplo o una plantilla del currículum del país donde queremos trabajar y vamos traduciendo con un estilo más que personal el currículum del español al idioma de destino. Sin embargo, la traducción del currículum debería implicar su adaptación cultural, de modo que cuando el responsable de recursos humanos lo reciba, sea capaz de leer y comprender tu currículum como si fueses nativo. Sin embargo, esto será prácticamente imposible si no cuentas con la ayuda de un profesional.


Otro escenario en el que puedes necesitar una traducción jurada del currículum son los procesos de selección por concurso. En ese caso, además del currículum puede que necesites traducciones juradas de documentos como expedientes, títulos y certificados. También algunas empresas te pueden llegar a pedir una traducción jurada del currículum tras la entrevista para certificar que los datos que aparecen en el currículum son veraces y se ajustan al equivalente en el país donde te interesa trabajar.

Cómo traducir mi CV

Según el país de destino, hay una serie de puntos clave en la traducción del currículum que no todo el mundo conoce. El primero de ellos es qué formato de currículum utilizar, ya que depende del tipo de trabajo o la empresa a la que vamos a enviarlo. Otra de las claves es redactar de forma natural y precisa, siendo exactos en la información que aportamos sobre nuestras aptitudes. Por último, hay que valorar si hay que poner foto o no y el orden en que aparee la información, dos cuestiones que cambian de un país a otro.

Si decides traducir el currículum por tu cuenta tienes todos los números para fracasar en la búsqueda de empleo. Los reclutadores notarán que para redactarlo has tomado como base un modelo de currículum de otro país, y has ido traduciendo logro a logro. O peor aún, has seguido el modelo de ese país pero preparando el currículum en español para luego traducirlo al idioma correspondiente. Las empresas lo saben, detectarán errores y descartarán tu candidatura por no contar con una traducción jurada de tu currículum.

Un buen currículum es imprescindible para conseguir el trabajo al que aspiras. Para ello, agencias de traducción como Linguavox nos permiten traducir oficialmente nuestro currículum a idiomas como inglés, italiano, francés, alemán, sueco, polaco, persa, rumano... además de al catalán, el euskera o el gallego. También puedes traducir tu CV para trabajar o estudiar en una universidad de los Estados Unidos, ya que las traducciones oficiales cuentan con el reconocimiento del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos.