La carta de presentación es el complemento perfecto del Curriculum Vitae, pero también una muy buena forma de dar a conocer nuestra empresa o proyectos personales. Dado que existen diversos tipos de cartas de presentación -tantos como objetivos profesionales tengamos- vale la pena hacer un repaso de las más populares y tratar de explicar los pormenores de los tipos de cartas de motivación que podemos escribir.

Tipos de carta de presentación

¿Cuántos tipos de cartas de motivación existen?

Como ya sabes, la carta de motivación es un documento que escribimos para presentarnos como profesionales y explicar las razones por las que queremos optar a un puesto de trabajo.  Aunque la finalidad del Curriculum Vitae sea resumir nuestra trayectoria académica y laboral, gracias a la carta de presentación para el currículum podremos explayarnos un poco más.

Podemos clasificar las cartas de presentación en dos grandes grupos:

Carta de presentación en respuesta a un anuncio

Cuando una empresa publica una oferta de empleo en su web o en alguno de los múltiples portales de empleo que existen, no podemos limitarnos a responder la solicitud y compartir nuestro Curriculum Vitae. Redactar una carta de presentación en respuesta a una oferta es lo mejor que podremos hacer para diferenciarnos del resto de candidaturas. Eso sí, siempre que sea una carta de presentación personalizada para la empresa en cuestión.

Carta de presentación con autocandidatura

¿Qué ocurre cuando la empresa de tus sueños no ha publicado ninguna oferta de trabajo? ¿Significa esto que no puedes presentarte como posible candidato? De ningún modo. Escribir una carta de autocandidatura es una muy buena estrategia para que los reclutadores de turno nos tengan en cuenta.

Como ya hemos adelantado, esta es la primera clasificación de las cartas de presentación que podemos hacer; pero no es la única: aunque los tipos de carta de motivación que vamos a enumerar a continuación pertenezcan a una u otra categoría, merece la pena tratarlas por separado debido a su gran popularidad:

  • Carta de motivación sin experiencia: ¿Cómo escribir una carta de presentación si no tenemos experiencias laborales que “presentar”? No te preocupes; redactar un documento de estas características es una estrategia de lo más inteligente para diferenciarnos del resto de candidatos. Gracias a la carta de presentación sin experiencia podrás reflejar tu entusiasmo y demostrar que conoces las labores de la empresa.
  • Carta de motivación para voluntariado: ¿Sabías que uno de los requisitos para trabajar como voluntario es redactar una carta de motivación? Presentar el Curriculum Vitae no siempre es suficiente, especialmente cuando hablamos del voluntariado europeo. La carta de presentación para voluntariado es un requerimiento fundamental.
  • Carta de presentación de una empresa: En ocasiones, los emprendedores que acaban de iniciar un negocio necesitan elaborar una carta de presentación empresarial para optar a créditos bancarios, buscar financiación o simplemente presentar un proyecto a los potenciales clientes.
  • Carta de presentación a unas prácticas profesionales: ¿Eres estudiante o recién graduado y quieres obtener tus primeras experiencias laborales? La redacción de un modelo de carta de autocandidatura para prácticas profesionales puede ser el plus que necesitas para comenzar tu andadura profesional.